La Universidad de Jaén participa junto a SEO/BirdLife, la Diputación de Jaén y la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC en este proyecto Life+ concedido por la UE, que cuenta con el apoyo de la Interprofesional del Aceite de Oliva y la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero

La Universidad de Jaén acoge durante este jueves y viernes un seminario técnico sobre ‘Biodiversidad y comportamiento del consumidor en el sector agroalimentario”, organizado en el marco del proyecto europeo Life+ ‘Olivares Vivos’. Su objetivo es doble. Por un lado se pretende profundizar en el binomio consumidor-biodiversidad, planteando la necesidad de analizar el concepto de biodiversidad desde la perspectiva del consumidor. Y por otro lado, se persigue ahondar en el binomio empresa-biodiversidad, analizándose conceptos clave de esta relación, a través de las experiencias de empresas del sector agroalimentario.

Respecto al primer objetivo, durante los dos días de celebración del seminario se quiere analizar el grado de conocimiento que tiene el consumidor respecto al concepto de biodiversidad, a qué lo asocia, si lo distingue de otros conceptos próximos o no (agricultura ecológica, producción integrada, agricultura biodinámica), o si está dispuesto a pagar más por este tipo de productos, todo ello con la finalidad de poder tomar decisiones acertadas y segmentar el mercado. Respecto al segundo objetivo, empresas del sector agroalimentario que están desarrollando acciones de biodiversidad en diferentes eslabones de su cadena de valor expondrán sus experiencias.

En la apertura del seminario, el Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, recalcó “el compromiso y la obligación” de la institución universitaria de trabajar en un proyecto de estas características, donde lo hace a través de dos grupos de investigación: ‘Ecología, evaluación y conservación de la vegetación mediterránea’ y ‘Marketing UJA’. “Somos la Universidad de la provincia en la que el sector del aceite de oliva y el olivar es fundamental y tenemos la obligación de participar y liderar este tipo de iniciativas relacionadas con el sector. El mantenimiento de la biodiversidad es un valor añadido, constituyendo el olivar el área más grande de biodiversidad que tenemos en Europa. Esta jornada de trabajo entre diferentes expertos pretende analizar, por primera vez desde el punto de vista del consumidor, este enfoque”, declaró el Rector de la UJA.

Por su parte, Manuel Parras Rosa, catedrático de Comercialización y Análisis de Mercados de la Universidad de Jaén, subrayó que  “la sostenibilidad es un asunto vital en el sector oleícola”. En su opinión, la Política Agraria Común (PAC) post 2020 tenderá a un cambiar y ser “más verde”, encajando este proyecto en con esa filosofía. “Pero convencer al agricultor de que mantenga su olivar con una biodiversidad importante requiere un gran esfuerzo y lo primero que tenemos que hacer es convencer al consumidor”, afirmó.

El seminario se ha estructurado en tres sesiones de trabajo. La primera dedicada a la investigación en materia de sostenibilidad y biodiversidad, en la que participarán investigadores y expertos en este ámbito. Una segunda dedicada al estudio de casos reales en la que intervendrán empresas, nacionales e internacionales, que están trabajando en experiencias sobre biodiversidad, tanto en el campo agroalimentario como en el sector de los aceites de oliva. Finalmente, una tercera centrada en el proyecto Olivares Vivos, en la que se pretende debatir y reflexionar sobre el concepto de biodiversidad y las principales dimensiones que deben analizarse desde la perspectiva del comportamiento del consumidor proambiental.

El proyecto LIFE+ Olivares Vivos tiene como principal objetivo rescatar la biodiversidad en los olivares para incrementar su rentabilidad. Para conseguirlo, la Universidad de Jaén junto a SEO/BirdLife, la Diputación de Jaén y la Estación Experimental de Zonas Áridas (CSIC), con el apoyo de la Interprofesional del Aceite de Oliva y la Fundación Patrimonio Comunal Olivarero, diseñarán en los próximos cinco años un modelo de olivicultura  que rescate la rica biodiversidad del olivar. Asimismo, el proyecto creará mecanismos de certificación que avalen este valor añadido en sus aceites y establecerá la mejor estrategia para transformar dicho valor en rentabilidad a partir de la marca de garantía ‘Olivares Vivos’.