La antigua fábrica de Santana, en Linares, volverá a ser un punto de interés para el sector del motor. Las empresas navarra Jofemar y la andaluza Retrofactory han fabricado el primer modelo de coche eléctrico de lujo con propulsión 100 por cien eléctrica, para lo que han constituido una sociedad conjunta al 50 por ciento que se encargará de su desarrollo: Velántur Cars.

El diseño, realizado por Art Tech, va dirigido a los clientes más exigentes en diseño y se espera que esté listo para su comercialización en 2016. Las primeras pruebas del vehículo ya han sido realizadas en Sierra Nevada.

El nacimiento de este vehículo es posible gracias también al impulso de la Junta de Andalucía que ha llegado a un acuerdo con la compañía para la utilización de la planta de Santana y sus interiores en madera de olivo se han fabricado en Torreperogil.

Aunque no es el primer coche eléctrico concebido y fabricado en España, pues el pionero fue el fallido coche eléctrico vasco de nombre Hiriko, este nuevo vehículo sí será el primero de este tipo con ambición de adentrarse en el segmento premium.