El gobierno local (PP) en el Ayuntamiento de Jaén prevé la segunda quincena para iniciar las obras de reforma del Mercado de San Francisco y de su aparcamiento, en los que se va a invertir casi medio millón de euros. Sin embargo, insisten en que hasta que no estén adjudicadas las obras no se conocerá si la intervención requerirá el cierre de la plaza o se podrá llevar a cabo en horarios y por sectores con el objetivo de mantener la actividad.

La concejala de Consumo, Comercio y Mercados, Yolanda Pedrosa, junto con el concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla, han mantenido una reunión con la Asociación de Industriales del mercado de San Francisco para anunciarles la previsión de inicio de obras. Así se lo han trasladado los responsables municipales que han informado también que las obras tienen un presupuesto de casi 500.000 euros, “ya que afectarán tanto al mercado como al aparcamiento”.

Se actuará sobre la solería y se harán labores de pintura y “afectarán también a los petos, la parte delantera de cada puesto”. Yolanda Pedrosa ha indicado que, “hasta que no sepamos la empresa que se encargue de la obra, no podemos adelantar nada”, aunque sí se prevé la segunda quincena de agosto como la fecha para el inicio de los trabajos.

De esta forma, ha señalado que tiene que concluir el plazo de exposición pública para después llevarlo a la mesa de contratación y “a partir de ese momento, cumplir con los plazos legales para que la empresa pueda empezar las obras con un plazo de ejecución de un mes”.

Por su parte, el portavoz de la Asociación de Industriales del mercado de San Francisco, Daniel Berrios, ha calificado la reunión de “positiva”, porque “nos hemos sentado y ya sabemos que en la segunda quincena de agosto el mercado va a estar en obras”.

Las actuaciones, ha manifestado, “afectarán al funcionamiento normal del mercado, pero hay que esperar a que salga la licitación de la obra para poder ya tomar algunas decisiones para que dichos trabajos afecten lo menos posible a su funcionamiento”.

Para Berrios era “fundamental” conocer la fecha de inicio de los trabajos y “ya la conocemos. Así que cuando salga a licitación, ya podremos aclarar otras cosas”.