El diputado de Promoción y Turismo destaca que con esta musealización “pretendemos difundir aún mejor la imagen de un pueblo que se encuentra entre los más bonitos de España”

La Diputación de Jaén invertirá más de 60.000 euros en la renovación museográfica del centro de interpretación del Castillo de Segura de la Sierra. El vicepresidente segundo de la Administración provincial y diputado de Promoción y Turismo, Manuel Fernández destaca que “pretendemos difundir mejor aún la imagen de un pueblo que se encuentra entre los más bonitos de España. Su historia, sus personajes, su patrimonio cultural y natural, para ofrecer un espacio cultural a los habitantes de la comarca, siendo rigurosos en el respeto y puesta en valor del monumento”. En este sentido, Manuel Fernández recuerda que el Castillo de Segura de la Sierra “se abrió al público en 2006 como espacio temático en el marco del plan turístico Sierra de Segura V Elemento, y entendemos que ha llegado el momento de plantearse un proyecto de renovación y mejora del discurso expositivo y del montaje museográfico de este centro de interpretación”.

Durante más de un siglo, Segura de la Sierra fue centro neurálgico de la Orden de Santiago en Castilla en su lucha contra los musulmanes. En el actual centro de interpretación se tratan las temáticas relacionadas con esa época, además del tema literario encarnado en la figura de Jorge Manrique, que nació y vivió en esta tierra. La exposición se encuentra distribuida por todo el recinto del castillo que consta de patio de armas, baño árabe, refectorio, capilla, aljibe y torre del homenaje. El diputado de Promoción y Turismo, señala que la renovación museográfica quiere “promover experiencias a través de una exposición didáctica y llamativa, donde la visita se convierta en una manera divertida de aprender haciendo accesible la historia a todos los públicos, además de favorecer el desarrollo turístico y socioeconómico de la zona poniendo a disposición de los visitantes una oferta cultural renovada, moderna en un entorno de excepcional valor paisajístico y natural”. Manuel Fernández insiste en que “estamos ante un castillo de imponente estructura, exterior e interior, con gran cantidad de espacios aprovechables para actividades culturales”. En este sentido, subraya que “estamos obligados a aprovechar la situación geográfica del municipio, su historia, su entorno, su gastronomía y la existencia de instalaciones museográficas cercanas que en su conjunto sirven como un reclamo turístico sólido, con el Centro de Interpretación del Aire, el Cosmolarium de Hornos de Segura o del propio embalse de El Tranco y su barco solar”.

La fortaleza de Segura de la Sierra, construida por los almohades sobre los restos de una vetusta atalaya de época romana, fue conquistada por los cristianos a mediados del siglo XIII. Fue profundamente transformado por la Orden de Santiago, que situó en este recinto el centro de la Encomienda de Castilla, y que llegó a ser residencia del Gran Maestre de la Orden de Santiago en el último cuarto del siglo XV. Fue el eje de una de las entidades territoriales y jurisdiccionales más importantes de Castilla en el transcurso de los siglos XIII al XV por su privilegiado enclave, territorio de frontera natural y cultural, entre las culturas musulmana y cristiana.