El diputado de Infraestructuras Municipales visita la obra que se está desarrollando en la JA-7106, dotada con una inversión de 580.000 euros

El diputado de Infraestructuras Municipales, José Castro, se ha desplazado recientemente hasta Peal de Becerro, donde, acompañado por el teniente de alcalde de la localidad, Carlos Anguís, ha visitado la carrera que une el casco urbano pealeño con Toya. En total, algo más de seis kilómetros de vía que están siendo acondicionadas por la Diputación, “un arreglo integral”, explica José Castro, para una carretera de interés turístico, ya que, además de a la población pealeña, lleva a la conocida como Cámara Sepulcral de Toya, enclave del Viaje al Tiempo de los Íberos. Además, el trayecto registra un uso especial en la Romería de San Marcos, que reúne cada año a miles de personas.

Este proyecto, dotado con 580.000 euros de presupuesto, incluye el refuerzo global del firme, con la reparación de desperfecto; la mejora del drenaje y colocación de cunetas rebasables, “que permitirán el paso de vehículos pesados”. Además, la actuación supondrá la renovación de la señalización vertical, así como el refuerzo de la horizontal y la colocación de paneles adicionales que aumenten el nivel de precaución en las curvas.

Este proyecto en la JA-7106 se suma a las intervenciones realizadas por la Diputación para la conservación de las vías de la Red Provincial de Carreteras. En la comarca de la Sierra de Cazorla, la Administración provincial ha destinado desde el año 2011 más de 6 millones de euros a la adecuación y mejora de estas carreteras. En total, más de una quincena de proyectos, con intervenciones en vías como la JA-9201, Pozo Alcón – El Fontanar o los accesos a Hinojares o Chilluévar.