Un total de diez almazaras jiennenses optan al Premio ‘Alimentos de España Mejores Aceites de Oliva Virgen Extra (AOVE) 2018-2019’ convocado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y con el que se pretende promocionar los AOVE de mayor calidad y propiedades organolépticas, en las categorías de virgen extra frutado verde amargo, virgen extra frutado verde dulce y virgen extra frutado maduro.

La subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, ha visitado las instalaciones de la almazara Explotaciones Jame S.L., en Villargordo (Jaén), donde ha estado acompañada por el gerente de la firma, Antonio Fernández. Madueño ha presenciado la recogida de muestras que realiza un responsable de la Subdelegación del Gobierno en Jaén y ha indicado que Explotaciones Jame es una de las diez almazaras de aceite de oliva en la provincia de Jaén que han presentado una solicitud para optar a ser el mejor aceite de oliva 2018-2019.

Ha incidido en que este premio tiene como objetivo “contribuir a revalorizar los aceites de oliva virgen españoles, y por otra parte, estimular a los productores a elaborar y comercializar aceite de calidad”, al tiempo que ha destacado que “también el Gobierno tiene como objetivo promover la imagen y posición del mercado de aceite de oliva así como su promoción externa”. Madueño ha informado de que la resolución del premio “tendrá lugar en el mes de marzo” y ha especificado que la toma de muestras “consiste en comprobar que hay 10.000 kilogramos del aceite presentado, precintar el depósito de donde se ha tomado la muestra, cumplimentar el acta y remitir en el menor tiempo posible una muestra de ocho botellines de 250 cc de capacidad, de los que siete botellines son enviados a la Subdirección General de Promoción Alimentaria dependiente del Ministerio de Agricultura y uno se queda en dependencias de la cooperativa”.

Por otro lado, la subdelegada ha afirmado que el sector olivarero de la provincia de Jaén, demuestra al mundo “su extraordinaria profesionalidad, su adaptación a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias de un mercado cada vez más competitivo”. Por ello, ha subrayado el trabajo que las distintas cooperativas realizan para “ofrecer servicios complementarios a la producción de aceite de oliva, como son la musealización de sus almazaras, la restauración, servicios de hostelería y el oleoturismo”.