El Ayuntamiento de Jaén ha informado este viernes de la localización de una furgoneta robada y de la detención de su conductor, que días antes se había dado a la fuga después de causar un accidente de tráfico.

Según ha explicado en una nota la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes, los hechos ocurrieron sobre las 18,40 horas del miércoles, cuando agentes de la Policía Local encontraron estacionada en la calle Bernardas, en el barrio de San Ildefonso, una furgoneta cuyas placas de matrícula habían sido alteradas.

Se da la circunstancia de que este mismo vehículo originó dos días antes un accidente de circulación en la avenida de Andalucía, aunque afortunadamente sólo se produjeron daños materiales. En concreto, se interpuso en la marcha de un autobús urbano al ponerse en movimiento sin conductor, ya que no había adoptado las medidas de seguridad y de frenado.

El conductor, que salió de un establecimiento próximo, se subió al vehículo y se dio a la fuga sin responsabilizarse de lo ocurrido, motivo este por el que la Policía Local andaba tras la pista de la furgoneta vehículo. Una vez fue localizado, esperaron con sigilo la llegada del conductor, que ofreció “una fuerte resistencia” cuando le requirieron su identificación.

Así, adoptó una “actitud violenta” y logró introducirse en el vehículo precipitadamente y arrancarlo con la intención de darse a la fuga nuevamente. Los agentes impidieron su huida no sin antes llegar a golpear y desplazar con riesgo para algunos de estos policías hasta que la furgoneta impactó contra la fachada de un inmueble donde quedó inmovilizada.

El conductor fue inmediatamente reducido y trasladado a dependencias policiales donde se procedió a su identificación como M.F.J.A., de 45 años de edad y vecino de Jaén, al que le constan numerosos antecedentes policiales. Dos agentes resultaron lesionados de carácter leve y precisaron asistencia médica. Al arrestado se le ha acusado de los presuntos delitos de utilización ilegítima de vehículo a motor, falsedad documental por alteración de las placas de matrícula y resistencia a agentes de la autoridad, además de haber sido denunciado por varias infracciones administrativas derivadas del accidente de circulación en el que estuvo implicado.

También se investiga la procedencia de la mercancía que se encontraba en esta furgoneta, jamones, botellas de bebidas alcohólicas de alta graduación y marcas conocidas, así como una máquina CPU, marca Ateq BC-512 para testear vehículos. Se trata de una Renault Kangoo de color blanco, que figuraba como denunciada por sustracción por parte de un concesionario de vehículos ante la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, por lo que fue trasladada a las dependencias de este cuerpo.