La Guardia Civil ha detenido a una mujer de 43 años acusada de robar en Guarromán (Jaén) joyas valoradas en 10.000 euros y que supuestamente aprovechó que formaba parte del círculo más próximo de la denunciante para hacerse con las joyas y venderlas posteriormente a terceras personas.

La Guardia Civil ha informado de que fue el pasado mes de octubre cuando una vecina de Guarromán denunció la sustracción de numerosas joyas, valoradas en unos 10.000 euros. La investigación abierta ha determinado que el robo se produjo en marzo, pero no fue hasta el pasado mes cuando la mujer se dio cuenta de su desaparición.

Los agentes comprobaron que no se había empleado violencia nifuerza para perpetrar el robo por lo que la investigación se centró en el círculo más próximo de la denunciante. Las pesquisas, según la Guardia Civil, resultaron “complicadas” tanto por el tiempo transcurrido desde el robo como por el hecho de que las piezas sustraídas carecían de datos o numeración que pudieran facilitar su identificación.

No obstante se pudo comprobar con fotografías de la denunciante que entre las joyas sustraídas había dos piezas que eran muy características ya que eran el escudo en oro de un equipo de fútbol de primera división, lo que arrojaba una posibilidad para su localización.

Finalmente, se ha conseguido la detención de esta mujer a la que se le ha imputado un delito de robo, aunque no se han podido recuperar el conjunto de las joyas sustraídas, que presuntamente ya han sido vendidas a terceras personas. La Guardia Civil afirma que sigue investigando para la completa localización de las joyas.