Es por eso, por lo que la empresa Conservas García Narváez (Congana) ha alquilado 80 hectáreas de terreno en Guadahortuna donde se han cultivado los espárragos que a partir de ahora van a envasar y comercializar en esta empresa de Bedmar

La responsable de administración de la empresa, María García, ha indicado a Europa Press que desde ahora y hasta junio, se extiende la temporada alta de la conservera lo que supone incrementar la plantilla desde los 30 trabajadores a los 160 empleados, en su mayoría del propio municipio y también de Jódar. De esta forma, la empresa consiguió facturar dos millones de euros durante 2015 con una actividad centrada exclusivamente en las conservas de verduras y vegetales.

La materia prima la obtienen de diversos puntos de Andalucía y también de fuera de la comunidad autónoma andaluza. El espárrago es el único cultivo propio en el que centra sus esfuerzos la empresa desde hace cinco años con el objetivo de ofrecer un alternativa al cultivo del olivar. Las primeras plantaciones de espárragos de Congana se llevaron a cabo en Jaén capital, después se pasó a Úbeda y finalmente han tenido que salir de la provincia para encontrar terrenos adecuados donde poder cultivarlos.

Congana ha sido una de las galardonadas este año con una bandera de Andalucía. De esta forma, la Junta ha reconocido la trayectoria de esta empresa que comenzó su andadura en 1999 y que han centrado su actividad en la elaboración de conservas vegetales, aprovechando la experiencia de todo un pueblo en el sector conservero. Para María García, haber recibido una bandera de Andalucía supone “un reconocimiento cualitativo” a la labora de esta empresa que ha sabido “combinar la tradición y la innovación en el sector alimentario” y cuyo secreto radica “en envasar los frutos el mismo día en el que se cosechan”.