El magistrado presidente del tribunal con jurado encargado de juzgar la muerte de Alberto Magalhaes, el vecino de Jaén, de 31 años, que falleció a la puerta de su casa, en la capital jiennense, como consecuencia de un disparo de escopeta en la cabeza, ha condenado a 20 años de prisión a M.A.O.M., como autor material de la muerte, mientras que a su cuñado, R.M.C., le impone 15 años de prisión como cooperador necesario.

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, la condena a M.A.O.M. son 18 años de cárcel por un delito de asesinato y otros dos años más por tenencia ilícita de armas. En el caso de R.M.C., los 15 años de prisión son en calidad de cooperador necesario en un delito de asesinato. Además, en cuanto a la responsabilidad civil, los dos acusados deberán indemnizar a la viuda con 200.000 euros y 100.000 euros más para cada uno de los dos hijos del fallecido.

La sentencia se publica después de que el pasado 28 de junio, los nueve miembros que conformaban el jurado de esta causa declararan por unanimidad culpables de asesinato a los dos acusados de la muerte de Alberto Magalhaes. La sentencia recoge como hechos probados que M.A.O.M. disparó por la espalda y de forma “sorpresiva” a Magalhaes tras conocer que mantenía una aventura sentimental con su mujer.

El jurado consideró que lo hizo de forma premeditada y con alevosía, sin posibilidad de que la víctima pudiera defenderse. Además, se le considera culpable de un delito de tenencia ilícita de armas. El jurado ya rechazó que el disparo que costó la vida a Magalhaes fuera en legítima defensa así como que lo hiciera en un momento de obcecación y bajo los efectos de las drogas y el alcohol, atenuantes por los que había abogado su defensa.

En el caso del segundo acusado, R.M.C., la sentencia condena asesinato en calidad de cooperador necesario ya que fue la persona que condujo a M.A.O.M. a esperar a la víctima a la puerta de su casa. La sentencia recoge que los dos acusados tenían “un plan preconcebido para acabar con la vida” de Magalhaes por el simple hecho de ser el amante de la mujer de M.A.O.M.

Las defensas y la acusación particular deberán estudiar ahora la sentencia para determinar si la recurren o no. De esta forma han quedado sentenciados unos hechos que se remontan a la noche del 24 de mayo de 2017 cuando M.A.O.M. llamó a su cuñado, R.M.C., para preguntarle por su mujer e hijos ya que estos no se encontraban en casa. Lo hizo movido por los rumores de que su mujer le era infiel con un antiguo novio. Por eso acudió a la casa de su cuñado donde éste le confirmó que su mujer se encontraba con su amante por lo que ambos acusados salieron en su busca.

Sobre las 5,45 horas se apostaron junto a la casa de Alberto Magalhaes, situada en la calle Tiro Nacional, en Jaén capital. Una media hora es lo que estuvieron esperando hasta que al final vieron como su objetivo llegaba a la casa. El jurado consideró probado que “en cuestión de segundos y sin cruzar palabra, de forma sorpresiva y por la espalda, el acusado M.A.O.M. abordó con la escopeta recortada a Alberto” disparándole a una distancia de un metro.

Tras el disparo, los dos acusados se dieron a la fuga mientras su víctima yacía en el suelo. Fue su mujer la que salió a la puerta tras escuchar el disparo. Aunque todavía respiraba, nada se pudo hacer por su vida ya que sufrió “un fallo multiorgánico que le ocasionó la muerte de inmediato”, tal y como confirmaron los forenses durante el juicio.