COAG-Jaén prevé una bajada en la producción de algodón con respecto a la pasada campaña después de que muchos agricultores se hayan decantado por el trigo como consecuencia de los “bajísimos” precios del año pasado. Algo que podría cambiar el próximo años, teniendo en cuenta la reciente publicación de ayudas agroambientales.

Así lo especifica la organización en un comunicado, en el que explica que el estado dominante actual del cultivo es el de primeras cápsulas, con algunas plantas aún en floración. El desarrollo, según han comprobado los técnicos de COAG-Jaén, es bueno.

En cuanto a las plagas, la incidencia por el momento no está siendo muy importante. Se han observado algunas larvas de segunda generación de Earia y es posible que en los próximos días se tenga que realizar algún tratamiento para luchar contra ella. También se han detectado huevos de Elliotis de segunda generación, esperándose una mayor incidencia en la tercera y cuarta semana de julio.

“Desde COAG-Jaén consideramos que no se necesitará tratamiento ya que la ola de calor que sufre la provincia actualmente terminará por eliminarlas. Lo mismo se espera que ocurra con la araña roja. Igualmente, no se ha detectado pulgón, mientras que sí que se ha detectado la presencia de mosca blanca debido al calor y al avanzado estado de desarrollo de la planta”, concluye la nota.

 

Por lo tanto, el cultivo prosigue con un correcto desarrollo y se comenzará a recoger en el mes de septiembre. El principal problema de este producto continúa siendo el bajo precio al que se cotiza. El año pasado, los algodoneros recibieron una media de entre 22 y 25 céntimos el kilo de fibra, mientras que los gastos en siembra, recogida, abono, herbicida y agua no cesan de subir.

 

Desde COAG-Jaén nos ponemos a disposición de los algodoneros para cualquier duda que tengan que solventar sobre el cultivo y las plagas, así como las ayudas agroambientales a las que pueden optar.