El PSOE de Villanueva de la Reina, tras conocer estos días dos sentencias firmes que dan la razón al Ayuntamiento sobre el cobro de las tasas por el canon de depuración de aguas, solicita a los responsables de la oposición que tomen las resoluciones de estos procesos como “dos correctivos definitivos para cambiar su estrategia de judicializar la vida política municipal”.

El secretario general del PSOE de Villanueva, Blas Alves, ve “más lamentable aún” que en esa estrategia de inventarse procesos judiciales que no van a ningún lado, “la UDVQ haya involucrado a multitud de vecinos que tendrán que hacer frente a los gastos en honorarios de los abogados”, por lo que conmina a los responsables de esta formación a que “tomen las sentencias como punto de inflexión para cambiar su estrategia de torpedear todo nuestro trabajo por la de arrimar el hombro y ayudar a que nuestro pueblo prospere”.

“Y si no quieren hacerlo porque lo que les mueve es sólo la confrontación personal, que nos dejen trabajar a nosotros por el pueblo y no nos entretengan en procesos judiciales inútiles. Es la hora de que se bajen de una vez del carro de los enfrentamientos al que se subieron hace años”, añade Alves.

El alcalde de Villanueva de la Reina hace estas declaraciones tras conocerse dos sentencias, de dos procesos similares, en los que un grupo de vecinos, alentado por la oposición, llevó a los tribunales las resoluciones emitidas por el Ayuntamiento en las que desestimaba la devolución de la tasa por la depuración de aguas que estos vecinos habían solicitado. El juzgado da ahora la razón al Ayuntamiento y certifica la legalidad del cobro de esa tasa y reconoce que el servicio se ha venido prestando de manera regular.

Blas Alves recuerda que “es cierto que los colectores y la EBAR necesitan unas mejoras en las que la Consejería de Medio Ambiente viene trabajando desde hace meses y en las que el consistorio ha estado interesado desde el primer momento, pero eso no significa, como confirman ambos jueces, que la tasa no deba cobrarse o que el servicio se haya parado”.

“Es un varapalo judicial en toda regla para la UDVQ y una advertencia a los vecinos y vecinas de Villanueva para que pongan en cuarentena cualquier comentario o iniciativa que lleve a cabo este partido, porque luego obtienen los resultados que obtienen cuando un árbitro independiente –un juez en este caso- tiene que pronunciarse al respecto”, concluye.