La joven cantaora, natural y residente en Villanueva de la Reina, ha conseguido uno de los accésit del IX concurso de flamenco celebrado en la localidad madrileña de Tres Cantos.

Lidia, que interpretó cantiñas y seguirillas, se muestra muy satisfecha con su actuación, aunque el jurado tomó una serie de decisiones que no fueron las más justas para ella, aunque es muy consciente que este tipo de concursos conlleva ese riesgo, lo que le lleva a plantearse abandonar este mundo de los concursos.

No obstante, la villanovera, que estuvo acompañada a la guitarra por Antonio Amaya, ha destacado el calor del público asistente, que supo interpretar la calidad artística de la cantaora.

Lidia lleva una carrera ascendente, con una evolución plausible gracias al esfuerzo y al intenso trabajo que lleva a cabo para mejorar como artista y lograr su sueño de dedicarse profesionalmente al flamenco.

Si bien es cierto, los concursos también le están dando algunas alegrías, como el segundo premio en el XIX concurso nacional de flamenco “El Candil”, celebrado en la localidad barcelonesa de Manlleu, y el mismo puesto en el concurso “Volaera Flamenca”, celebrado en el municipio granadino de Loja, en el que han participado medio centenar de artistas.

El concurso nacional de cante “El candil” es un encuentro bienal de flamenco dirigido a jóvenes nacidos a partir del 1 de enero de 1988, con el que la entidad manlleuenca intenta fomentar este difícil arte entre los más jóvenes.