La cantaora, de Villanueva de la Reina, Lidia Pérez, consigue el segundo premio en la final del III concurso de cante flamenco para jóvenes hasta 25 años, “Paca Aguilera”, que organiza la peña “Tobalo Fernanda y Bernada”, de la localidad malagueña de Ronda.

La joven cantaora villanovera, acompañada a la guitarra por su profesor Fernando Rodríguez, comenzó su actuación con fandangos, alegrías y terminó por seguiriya, dejando patente el poderío y dominio de esos cantes.

Lidia Pérez ha querido dedicar este importante premio a sus padres, Francisco y Paqui, por todo lo que han luchado por ella para pueda cumplir su sueño, así como a Chema Suárez por el constante apoyo en su carrera y a la peña flamenca “El olivo del cante”, de Villanueva de la Reina, por darle la oportunidad de iniciarse en este bonito mundo, según señala la propia artista.

El veredicto del jurado, que lo tuvo muy complicado debido a la calidad artística de los cuarto finalista, concedieron el primer premio a José Antonio Laguna, “Pepito el Boleco”.

El pasado año, la cantaora natural de Villanueva de la Reina, participó en la semifinal del certamen andaluz de jóvenes flamencos, organizado por el Instituto Andaluz de la Juventud, en colaboración con el Instituto Andaluz del Flamenco y la Confederación Andaluza de Peñas Flamencas.

Dicha semifinal se celebró en el teatro Cánovas, de Málaga, y hasta esa ciudad se desplazó un autobús de aficionados villanoveros para arropar a la cantaora, que no pudo pasar a la final, pero mostró una inmensa calidad en el escenario.

Lidia Pérez, nacida entorno a la peña flamenca “El olivo del cante”, también cuenta, entre otros premios, con el primer puesto en el V certamen de jóvenes flamencos, promovido por el Instituto Andaluz de la Juventud, a través del programa Desencaja.

Lidia fue la ganadora en la modalidad de cante y su actuación la basó en granaina, soleá apolá y tangos, en una excelente interpretación.