El puente sobre el río Guadalquivir, conocido como Lituergo, dentro del término municipal de Villanueva de la Reina, se cerrará temporalmente al tráfico desde el día 9 al 14 para llevar a cabo unas obras de mantenimiento en los muros de acompañamiento y trabajos en las juntas de dilatación de la calzada en todo su tramo.

Las malas condiciones en que se encontraba este viaducto, hizo que los conductores habituales y el propio Ayuntamiento reclamaran una acción inmediata para evitar males mayores.

Situado en la carretera A-6075, a escasos kilómetros del casco urbano, es uno de los primeros puentes de hormigón armado que se construyeron en España y que continua en uso, reliquia de modernidad por los materiales y tecnología que se utilizó.

El primer proyecto, firmado en 1907, planteaba un puente metálico, sin embargo, en 1919 se modificó su estructura por la aparición del hormigón armado, mucho más barato y resistente.

Uno de los impulsores de la construcción del puente fue el ingeniero y político jiennense, José del Prado y Palacio, dueño de la finca “Rincón de San Ildefonso” se situaba al otro lado del río Guadalquivir y este viaducto le facilitaba el paso.

El propio rey Alfonso XIII lo inauguró en el año 1928.