La estación de Espelúy celebra sus fiestas de verano con la tradicional fuente milagrosa que la comisión ofrece a todos sus vecinos y visitantes, junto con el típico canto con cerveza y la jornada de degustación que ofrece “Ajo negro”.

El pregón corrió a cargo de Dori Serrano Anguita y supuso un reencuentro con los recuerdos de esta vecina que al igual que muchos de los que asisten a la fiesta, retornan por estos días para mantener unas jornadas de convivencia con sus vecinos. Así fue como nació esta festividad para ofrecer un momento de encuentro a todas las personas que les visitan en el verano.

También destaca un amplio programa de actividades deportivas que van desde el chinchón, el fútbol, el fútbol sala y el campeonato de bolos serranos, una tradición que trajeron los colonos llegados de la sierra de Segura, junto con su patrón San Miguel, cuya imagen es custodiada por una familia de la estación.

La verbena y las actividades para los niños completan un amplio abanico de actos que se han desarrollado desde el jueves pasado hasta el lunes, día 15 de agosto.

Por su parte, la alcaldesa de Espelúy, Manuela Cobo, señala que son unas fiestas muy cercanas en las que se pretende mantener viva la naturaleza por las que se iniciaron.