La concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Espelúy ha organizado un taller para que sus vecinos aprendan a cantar mononas, una copla popular navideña que se ha llegado a entonar en todos los pueblos de la comarca, aunque en la actualidad tan solo la localidad de Villanueva de la Reina la ha mantenido gracias a un certamen que organiza el Ayuntamiento cada año.

Desde el consistorio de Espelúy se pretende recuperar esta antigua tradición y ofrecerla a los jóvenes y mayores para que puedan recuperarla y que en las calles del municipio vuelvan a escucharse estos cánticos navideños, cuyas letras reflejan temas relacionados con esta festividad, de costumbres, curiosos y los dedicados al amor.

No existe un antecedente histórico conocido de la monona, aunque parece que nació al calor de la hoguera de los cortijos, donde se cobijaban las cuadrillas durante la recolección de la aceituna. Era costumbre que una vez acabada la jornada los aceituneros volvieran cantando al cortijo. Ahora bien, el hecho de que coincidía la recolección de la aceituna con las fiestas de Navidad sirvió para encasillarla en esta época. No obstante, de las hogueras pasó a los campos, a las matanzas y a las reuniones familiares.

En cuanto a su etimología, la palabra “monona” deriva del adjetivo “mona”: apelativo cariñoso con que se pone de manifiesto el donaire y la gracia de una mujer joven. Su letra versa sobre el amor, la belleza y con el paso del tiempo han ido añadiéndose los relativos a la Navidad, el amigo y los anecdóticos, entre otros.