La delegada del Gobierno destaca la incorporación de Francisca Esteban a la presidencia de la Junta Rectora del espacio protegido

El Parque Natural de la Sierra de Andújar registró más 17.500 visitas a través de las actividades programadas el año pasado. Este ha sido uno de los aspectos puestos de relieve por la delegada del Gobierno, Purificación Gálvez, en el transcurso de la reunión de la Junta Rectora de este espacio protegido en Andújar, a la que también han asistido los delegados territoriales de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Ana Cobo, y de Agricultura y Medio Ambiente, Sebastián Quirós, así como el director conservador del Parque, José María Molina, y la nueva presidenta de la entidad, Francisca Esteban. “Hoy le damos la bienvenida a esta persona comprometida e implicada con el medio natural y con todo lo que tiene que ver con este enclave y que realiza, además, un importante papel de difusión y promoción de sus valores a través de su trabajo al frente de Radio Andújar”, ha señalado Gálvez.

Durante la reunión, se han abordado cuestiones como la Memoria Anual de Actividades de este espacio protegido en el transcurso del pasado año 2014, el desmantelamiento de la línea eléctrica Jándula-Cardeña, la puesta en marcha de los reglamentos para la concesión de los premios anuales del Parque, de iniciativas para su promoción, como la edición en papel de una guía, y la señalización de este espacio desde la autovía, entre otros asuntos.

Además del uso público de la Sierra de Andújar a través de las numerosas visitas organizadas y las actividades programadas en 2014, la delegada ha valorado la labor de educación ambiental que se ha llevado a cabo en este entorno natural, con la realización de un importante número de acciones en las que han participado más de 3.200 personas. “Esto constituye una muestra del gran reclamo y atractivo de este espacio natural”, ha asegurado Gálvez, que, además, ha incidido en los resultados del programa de prevención y extinción de incendios, así como en la población de especies protegidas, como el águila imperial, el buitre negro o el lince.

En esta línea, Gálvez ha insistido en la importancia de seguir acometiendo trabajos en el monte y en la conservación de la flora y la fauna, así como de mejora de infraestructuras de equipamiento público y de servicios del Parque. “Todo ello contribuye a dinamizar el territorio y a aumentar la calidad de vida de toda la comarca a través de un modelo de desarrollo sostenible”, ha enfatizado.