Andrés Bódalo ha reconocido estar “muy preocupado” tras conocer que por un error de la procuradora no se ha formalizado el recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS) por la sentencia de la Audiencia de Jaén que le condena a tres años y medio de prisión por agredir al primer teniente de alcalde en el transcurso de una protesta de jornaleros en Jódar (Jaén). Bódalo dice estar Ampliar foto La misma sentencia condena a otros tres jornaleros más a un año de prisión por el mismo delito de atentado, aunque en el caso de Bódalo la pena se eleva hasta los tres años y medio al concurrir el agravante de reincidencia. “Estoy muy preocupado.
No entiendo cómo se puede cometer un error de ese tipo con lo que ello conlleva”, ha dicho Bódalo a Europa Press, ya que el que la procuradora no haya formalizado el recurso puede conllevar su ingreso inmediato en prisión una vez que la Audiencia de Jaén solicite la ejecución de la sentencia en el caso de que no prospere el recurso de revisión que han interpuesto tras conocer que no se había formalizado el recurso de casación y que quedaba desierto. Publicidad Por lo pronto, Bódalo se ha mostrado confiado en que pueda prosperar el recurso de revisión que ya ha presentado la asesoría jurídica del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en el que se argumenta que el recurso de casación no se ha presentado por “un error profesional” de la procuradora, no porque los recurrentes hayan desistido del mismo.

De hecho, el recurso de casación se remitió a la procuradora en tiempo y forma por parte de los servicios jurídicos del SAT junto con los poderes notariales pertinentes, pero la procuradora ha reconocido y ha asumido su responsabilidad por no haber presentado el recurso en lo que ha atribuido a “un error profesional”. “Sé que hay jurisprudencia que señala que en casos excepcionales se ha ampliado el plazo para presentar el recurso y que hemos aportado esa jurisprudencia en el recurso de revisión, pero no sé qué va a pasar”, ha dicho Bódalo. Ahora, “solo me queda esperar y confiar en que las personas de la asesoría jurídica del SAT que se han desplazado a Madrid puedan dejar claro que todo ha sido un error ajeno a nosotros”.