Una veintena de funcionarios del Departamento de Inspección de la Agencia Tributaria han registrado las instalaciones del grupo Ávolo en Jaén capital y que se dedica a la distribución de vehículos en la provincia a través de concesionarios oficiales y exclusivos de seis marcas automovilísticas.

Un grupo que en la capital abarca marcas como Audi, Volkswagen, Skoda, Seat o Nissan.  La información a la que ha tenido acceso Diario Guadalquivor de fuentes de la investigación, se trata de una operación puesta en marcha por un presunto fraude fiscal. Asimismo no hay previstas detenciones. Los funcionarios de la Agencia Tributaria se han presentado sobre las 8.50 horas de este martes en las instalaciones que este grupo tiene en el polígono industrial Nuevo Jaén, en Jaén capital y en el resto de sedes (Audi por ejemplo se encuentra en Polígono Industrial de Los Olivares).

Allí han prohibido a los trabajadores a realizar o recibir llamadas y han registrado los ordenadores, han realizado copias e incluso requisado material informático. Los trabajadores han sido desalojados mientras los funcionarios de la Agencia Tributaria han comenzado a registrar ordenadores y ficheros de todos los departamentos, pero sobre todo se han centrado en el departamento de administración.