El Ayuntamiento de Andújar (Jaén) confía en que se pueda encontrar una “solución” en el conflicto abierto entre el Obispado y la Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza y “no tenga ningún efecto” en la romería.

Así lo ha señalado el alcalde, el socialista Francisco Huertas, a preguntas de los periodistas después de que el Obispado haya intervenido la junta directiva de la hermandad y nombrado una comisión gestora por el “deterioro grave” en las relaciones que ha tenido como último episodio la negativa de la junta directiva de retirar el expediente de dominio que ha planteado en un juzgado sobre el santuario.

El regidor ha dejado claro que se trata de “un conflicto que está dentro del ámbito de la Iglesia” y desde el Consistorio no hay “nada que decir”, si bien ha dicho esperar “las posturas se puedan ir acercando y que, sobre todo, no tenga ningún efecto” ni en nuestra romería ni en la devoción a la Virgen de la Cabeza.

Ha añadido que como Ayuntamiento tienen “otras prioridades, como atender a las personas que más lo necesitan” o tratar de generar “condiciones para crear empleo”, en las que deben “estar plenamente centrados”, lo que no significa que no hayan hablado con las partes.

“Nos hemos puesto en comunicación personalmente para intentar que se busque una solución, pero no tenemos ni voz ni voto en ese conflicto”, ha remarcado Huertas, quien ha explicado que el Ayuntamiento está personado en el expediente de dominio sobre la iglesia y demás propiedades del Santuario planteado por la Cofradía ante el Juzgado de Primera Instancia número tres de Andújar, porque son “colindantes” y tal y como establece la ley.