Medio Ambiente anuncia el próximo comienzo de los trabajos para evitar la erosión en la zona afectada por el incendio de Quesada

Juan Eugenio Ortega mantiene reuniones con afectados por el siniestro donde propone crear un grupo de trabajo para canalizar sus propuestas

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, ha anunciado el próximo comienzo de los trabajos de sujeción del terreno para evitar la erosión en la zona afectada por el incendio originado el pasado día 5 de julio en el municipio quesadeño y que afectó también a los términos de Huesa y Cabra del Santo Cristo. Así lo ha trasladado en el transcurso de las reuniones que ha mantenido hoy en Quesada y Huesa con agricultores, ganaderos, apicultores y cazadores afectados por este siniestro. En el primero de los encuentros han participado también Manuel Vallejo y José Rubio, alcaldes de Quesada y Cabra del Santo Cristo, respectivamente, mientras que al segundo ha asistido el regidor hueseño, Ángel Padilla. “El primer mensaje que hemos trasladado es de tranquilidad, porque se va a actuar de forma inminente”, ha asegurado Ortega.

Asimismo, el delegado ha destacado que en las reuniones los asistentes han tenido la oportunidad de realizar sus propuestas sobre las actuaciones a realizar “e, incluso, los cazadores ya están trabajando sobre el terreno”. “Todos vamos a trabajar en la misma línea”, ha apostillado Ortega, que ha propuesto la creación de un grupo de trabajo con la participación de los diferentes colectivos afectados junto a técnicos municipales, empresarios y la propia Universidad de Jaén para canalizar propuestas y hacer un seguimiento de las intervenciones previstas. “Tengo que reconocer el interés que ha mostrado la Universidad por colaborar en este proyecto para la regeneración ambiental de la zona incendiada”, ha señalado.

Del mismo modo, Ortega ha resaltado el esfuerzo de los técnicos de la Delegación Territorial como de la propia Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que ya se encuentran preparando dicho proyecto, declarado como urgente, lo que suele ocupar de tres a seis meses. “Esperemos que esté finalizado en el menor tiempo para poder comenzar las labores dirigidas a evitar la erosión y la pérdida de ceniza y acometer los tratamientos fitosanitarios y el arreglo de las infraestructuras para que los vehículos puedan transitar por la zona, facilitando así los trabajos previstos ”, ha señalado.

Por otro lado, el delegado ha informado a los participantes en los encuentros que se han abierto negociaciones con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que aporte una parte correspondiente, como lo va a hacer la Junta de Andalucía, para actuar en la zona.