Un total de 17 ayuntamientos de la provincia de Jaén se ha adherido hasta ahora al Plan de Acción Local en Salud, un programa de colaboración entre entes locales y Junta de Andalucía para realizar acciones conjuntas de prevención, protección y promoción de hábitos de vida saludables.

Los consistorios que desarrollan este plan son Alcalá la Real, Martos, Linares, Úbeda, Andújar, Rus, Larva, Villacarrillo, Cazorla, Villanueva de la Reina, Baeza, Bailén, Jódar, Vilches, Peal de Becerro, Torredelcampo y Mengíbar, además de la Diputación Provincial.

“El objetivo de esta iniciativa es constituir una forma de trabajo intersectorial como una estrategia más eficaz y de mayor conexión con la ciudadanía, que sea capaz de implicar a todos los sectores locales relacionados con los problemas de salud”, ha destacado este martes en una nota la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Teresa Vega.

 Este programa establece la creación de una canal de comunicación, colaboración y apoyo a la acción intersectorial entre esta Delegación Territorial y la corporación municipal, que comienza por identificar iniciativas, oportunidades, aspectos de mejora y de aprovechamiento de recursos para que con una mayor coordinación se pueda incrementar su efectividad.

La Junta de Andalucía se compromete, por su parte, a ofrecer el asesoramiento y apoyo necesario en materia de salud a esta corporación municipal, además de canalizar los procedimientos de las actuaciones derivadas de este acuerdo y responsabilizarse del seguimiento de sus actuaciones.

Así, los ayuntamientos incorporan el enfoque intersectorial de la salud pública en sus distintas áreas de gobierno, además de colaborar en el diseño y desarrollo de una estrategia de apoyo y cooperación para la elaboración e implantación de su Plan Local de Acción en Salud.

Estas dos instituciones públicas desarrollarán esta labor en una Comisión Mixta de seguimiento y vigilancia del desarrollo de este convenio, que estará formada por dos representantes de cada una y se reunirá al menos dos veces al año. Tendrá también como funciones resolver posibles dudas y controversias, proponer mejoras o variaciones sobre los planes iniciales de actuaciones o programas concretos de actuación, interpretar el acuerdo y prorrogar su duración inicial de cuatro años.

Participación ciudadana

“Se trata, en definitiva, de una apuesta innovadora, toda vez que las asociaciones vecinales y el resto de colectivos ciudadanos existentes también tendrán un importante protagonismo en esta estrategia, porque participarán tanto en la detección de los problemas, como en la aplicación de las posibles medidas”, ha incidido Vega. De hecho, los contenidos de este trabajo local contarán con la participación de los ciudadanos a la hora de elaborar y aplicar las políticas diseñadas.

La participación en salud y promoción de hábitos saludables en los municipios forman parte del IV Plan Andaluz de Salud, en el que están implicadas todas las áreas del Ejecutivo autonómico, y permitirá evaluar y adoptar medidas ante el impacto que tienen los factores de la vida cotidiana en el bienestar de la ciudadanía. Esta estrategia busca reducir las desigualdades y que las personas vivan más años con más calidad y autonomía.