Agentes de la Policía Nacional han detenido en Linares (Jaén) a un hombre que estaba siendo buscado, tras una persecución por las calles de la ciudad, como presunto autor de un atraco cometido en un salón de juegos durante el pasado mes de marzo, llegando a realizar dos disparos, uno de ellos alcanzando a un vigilante de seguridad al que dejó mal herido.

EUROPA PRESS-. Funcionarios policiales que formaban parte del dispositivo establecido para su búsqueda y detención, le han detectado cuando se encontraba a bordo de un vehículo iniciando la huida sin obedecer las órdenes de los policías, según ha informado la Policía Nacional.

El detenido estaba siendo buscado por ser el presunto autor que a finales del pasado mes de marzo, sobre las 06,00 horas cuando se abría un salón de juegos de la ciudad, penetró en él armado con una pistola de nueve milímetros amenazando y exigiendo a su responsable el dinero que se encontraba en la caja registradora, disparando el arma que portaba hacia él sin que llegara a impactarle.

Ante tales hechos, rápidamente acudió un vigilante de seguridad que trabajaba en el local con el fin de socorrer al encargado, siendo recibido por el agresor con un disparo que impactó en su muñeca derecha causándole graves lesiones para después, hacerse con 2.500 euros que se encontraban en la caja y darse a la fuga.

Avisada la Sala Operativa del 091, una patrulla de Seguridad Ciudadana socorrió al herido trasladándole en el vehículo policial hasta el hospital donde fue atendido. Los investigadores recabaron todo tipo de pruebas e indicios consiguiendo identificar al presunto autor del atraco, iniciándose su búsqueda y localización para su detención.

Pasaban las 02,00 horas de este viernes cuando dos funcionarios que formaban parte del dispositivo establecido para su localización observaron a un vehículo que venía desde el Paseo de los Marqueses en dirección ascendente y que coincidía como uno los coches que solía utilizar el buscado, dándole inmediatamente el alto con el fin de identificar a sus ocupantes, quienes, haciendo caso omiso de las órdenes policiales, iniciaron una temeraria huida por las calles de la ciudad hasta tomar la carretera de la Estación Linares-Baeza a altísima velocidad.

 

IMPACTÓ CONTRA EL GUARDARRAIL DE LA CALZADA

Alertadas varias dotaciones policiales, se establecieron maniobras para que el perseguido detuviese su vehículo mientras era perseguido por los agentes, topándose con dos radiopatrullas que le cerraban el paso. Lejos de detenerse trató de colisionar de frente con ambos hasta impactar contra el guardarrail de la calzada al perder el control del coche.

Tras el accidente, los agentes detuvieron al buscado quien, a pesar de estar herido, ejerció una fuerte resistencia a su arresto, siendo trasladado hacia un centro hospitalario para ser atendido de las lesiones producidas por el accidente. Una vez que estaba siendo asistido y en presencia de los agentes que le custodiaban, manifestó que “si hubiera llevado consigo su pistola, se habría llevado por delante a algún policía”.

Una vez detenido, los investigadores realizaron el registro de su domicilio donde se encontró el arma con la que presuntamente disparó hiriendo a un vigilante de seguridad en el atraco; una pistola de nueve milímetros. La autoridad judicial decretó su ingreso en prisión.