En el día de ayer se celebró pleno ordinario, cuya novedad radicaba en que tenía lugar por la tarde en lugar de por la mañana como venía siendo costumbre, la alcaldesa justificó el cambio de horario para facilitar la participación y asistencia de la ciudadanía.

El pleno constaba de 17 puntos en el orden del día además de ruegos y preguntas, la sesión trascurrió con total normalidad aprobándose casi todos los puntos por unanimidad, excepto el punto número 7 que se centraba en la modificación de las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2016, este punto se votó en diferentes aparatadas pues en él se incluían la rebaja de las tasas de las escuelas deportivas municipales, instalaciones deportivas o tasa de bodas. Bajadas en todos los grupos municipales dieron el sí por unanimidad, pero con respecto a la modificación de los porcentajes de tipo impositivo que graban el recibo del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), todos los grupos municipales votaron a favor excepto el partido popular que voto en contra, pues ellos pedían la bajada para tanto para el valor catastral como para el tipo impositivo, finalmente se revisó a la baja el tipo impositivo que depende de consistorito pero se dejó como estaba el que depende del catastro y es el valor catastral. Con estas modificaciones se pretende encontrarse con una administración que no le ahoga con sus impuestos.

Otros puntos importantes para el equipo de gobierno eran el 4 y 5, expedientes de modificación de crédito para mantenimiento y adecuación del recinto ferial y ayudas al pago de alquiler, esta última ha aumentado la partida en 100.000 euros, pues como afirma el portavoz socialista para ellos es prioritarios que las familias tengan un techo y no se queden sin ayuda para pagar su alquiler.

Aprobación de las bases del proyecto para la solicitud los fondos Feder, compartidos con la vecina ciudad de Baeza para realizar proyectos comunes y así recibir mayor financiación para cubrir ciertas necesidades e intervenciones de ambas ciudades.