El Ayuntamiento de Jaén aprobó el viernes pedir un anticipo de 28,2 millones de euros al Ministerio de Hacienda en un pleno carga de tensión, especialmente durante el debate de la primera moción presentada por uno de los grupos de la oposición, que acabó con enfrentamientos entre varios ediles y la madre de un joven enfermo de leucemia, que estaba entre el público.

En concreto, se estaba debatiendo una moción de Jaén En Común denominada ‘Pacto Social contra la pobreza infantil en Jaén’. Andrés Bódalo, representante del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en la provincia y concejal por esta formación, fue el encargado de presentar la propuesta, incluyendo una referencia a José Javier Paulano, un chico de 17 años cuya familia solicita colaboración económica para afrontar la estancia en Córdoba tras el trasplante de médula.

Durante el debate, la madre el joven reprochó la falta de colaboración al Ayuntamiento, interpelando tanto a los concejales de Ciudadanos (C’s) como al alcalde, el popular José Enrique Fernández de Moya, que acabó cruzando acusaciones tanto con la mujer como con otra parte del público, desde donde se escucharon abucheos y reproches. La escena llevó a varios portavoces a mostrar su “bochorno” ante lo ocurrido.

La tensión afloró en varios momentos más de la sesión plenaria, en la que se aprobó la nueva ordenanza municipal de ruidos, así como la petición de un anticipo de 28,2 millones a Hacienda en el marco del Fondo de Ordenación del Gobierno para consistorios en “riesgo financiero”, como es el caso de Jaén, que se encuentra entre los más endeudados de España.

Según explicó el concejal del ramo, Manuel Bonilla, se trata de “un anticipo de carácter extrapresupuestario” a diez años desde 2016 que se calcula en función del volumen total de las entregas. Al solicitarlo, el Consistorio se compromete a formalizar una operación de préstamo para refinanciarlo. Si se concede, sería 112 millones los que recibirá Jaén en los próximos meses.

De acuerdo con el edil, no es nuevo endeudamiento, sino que se está pasando esa cantidad del pasivo de proveedores a corto plazo a deuda financiera a largo plazo, algo que “bueno” porque el problema municipal es de la deuda general y a corto plazo. Además, medidas como esta permiten “mayor maniobralidad” para poder hacer frente al pago de proveedores y servicios básicos.

La propuesta salió adelante con los votos a favor de PP y C’s y en contra de Jaén en Común y PSOE. Para viceportavoz socialista, Mercedes Gámez, “este anticipo hoy que será un préstamo en abril” es “una nueva carga para la difícil” situación municipal al interés y las condiciones que entonces establezca el Ministerio de Hacienda con la modificación del plan de ajuste, que ya ha sufrido cinco cambios.

Entre otros asuntos, en el pleno volvió a aparecer el tranvía, terminado desde 2011 y sin funcionar. Se aprobó, con los votos a favor de PP y C’s y en contra del PSOE y JeC, una propuesta de Alcaldía en la que se insta a la Junta a declarar metropolitano el sistema tranviario. El alcalde reiteró que todavía no tiene comunicación “oficial” sobre la propuesta del consejero Felipe López para estudiar una posible colaboración entre ambas administraciones para ponerlo en marcha.