Francisco Reyes ha sido reelegido este jueves presidente de la Diputación de Jaén, una institución a la que llegó por primera vez en 1995, cuando era alcalde de su pueblo, Bedmar. Hasta el año 2000 se convirtió en delegado del Gobierno de la Junta y luego en diputado nacional. En 2011, volvió a la Administración Provincial para sustituir a Moisés Muñoz en representación del PSOE.

La mayoría absoluta de este partido, incrementada tras las pasadas municipales, ha permitido a Reyes revalidar su mandato en presencia de gente como la exconsejera y exalcaldesa de Alcalá la Real Elena Víboras, la presidenta federal socialista Micaela Navarro o el recién nombrado consejero de Fomento Felipe López, que dirigió la Diputación durante 15 años.

Los grandes ausentes de este pleno de constitución han sido el alcalde de Jaén, el popular José Enrique Fernández de Moya, y, sobre todo, el histórico líder del PSOE jiennense Gaspar Zarrías, cuya imputación en el caso de los ERE fraudulentos ha sido confirmada este jueves por el Tribunal Supremo. El juez ve también indicio de delito contra los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

“Para un ciudadano jienense, un trabajo y que el mismo sea digno es la base para seguir avanzando en su proyecto de vida, y su ausencia debe ser una preocupación de todos”, ha señalado Reyes en su discurso, en el cual ha tenido un papel fundamental el desempleo, igual que en las intervenciones de los portavoces de PSOE, PP e IU, Pilar Parra, Miguel Contreras y Miguel Manuel García respectivamente.

Igualmente, ha hecho un repaso por distintos asuntos, como el turismo, las empresas locales, la transparencia o los desahucios. No se ha olvidado de los ayuntamientos, “la razón de ser de la Diputación”. “Soy un defensor acérrimo del municipalismo”, ha recalcado el presidente de la Diputación, abogando por “la autonomía local, porque cada vez más debemos dedicar fondos no finalistas a los ayuntamientos, ya que los representantes locales son los que mejor conocen cuáles son las prioridades de sus municipios”.