CCOO ha comenzado este jueves a reunir firmas contra la decisión del Gobierno de privatizar los registros civiles en verano, algo que la organización entiende que supondrá “pagar por un servicio que ahora es gratuito”. En concreto, sería el próximo 15 de julio cuando los 8.122 registros civiles que existen en el país pasarían a manos de 100 registradores, con la consecuente pérdida de empleos (5.100 en España y 50 en Jaén) y el perjuicio para el ciudadano derivado de los costes que pasaría a tener el servicio.

“La privatización de los registros civiles supondrá pagar un servicio que ahora es gratuito y de los mejores valorados por los usuarios, según los datos de la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios”, ha asegurado la responsable del sector de Justicia de CCOO Jaén, Manuela Torres, para quien “pretender que las ciudadanía asuma el coste del enriquecimiento de un colectivo minoritario y privilegiado como son los registradores es una absoluta barbaridad”.

A modo de ejemplo, el sindicado ha explicado que solo en Jaén se tramitan 400 nacionalidades al año (con un arancel de 100 euros) y unas 650 certificaciones  (23 euros), lo cual supone unos 415.000 euros para los registradores. “El objetivo que tiene el sindicato es recoger 500.000 firmas con esta ILP (Iniciativa Legislativa Popular) y poder detener así la privatización de los Registros Civiles, a la vez que se consiga su mantenimiento como servicio público, gratuito, cercano a los ciudadanos y servido íntegramente por funcionarios públicos”, ha concluido Torres.