Durante la próxima semana Tráfico pone en marcha una nueva campaña de vigilancia en las carreteras convencionales

 El subdelegado del Gobierno advierte de que en estas vías se produjeron el año pasado el 77% de los accidentes con víctimas en la provincia

 La Dirección General de Tráfico va a poner en marcha el próximo lunes una campaña de vigilancia y control en las carreteras convencionales para conseguir comportamientos más seguros de los conductores que circulen por estas vías, en las que se producen el 77% de los accidentes con víctimas que se registran en la provincia de Jaén. En la campaña se vigilará de manera especial la velocidad y los adelantamientos indebidos, causantes de gran número de siniestros.

El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, que ha presentado hoy esta campaña, acompañado por el jefe provincial de Tráfico, Juan Diego Ramírez, ha explicado que en las carreteras convencionales se concentra la mayor parte de los siniestros, a pesar de que su densidad de tráfico no es demasiado elevada. Los datos presentados revelan que de los 437 accidentes de circulación registrados en 2014 en la provincia, 337 se produjeron en vías convencionales y 100 en autovías. Además, de las 22 personas fallecidas en accidente de tráfico el mismo año, 16 perdieron la vida en carreteras secundarias. Estos porcentajes se mantienen este año, donde de las 13 personas que han muerto hasta la fecha, 10 han fallecido en accidentes ocurridos en carreteras convencionales.

Juan Lillo y Juan Diego Ramírez han informado de que durante la campaña, que se desarrollará a lo largo de la próxima semana, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incrementará los controles en toda la red de carreteras convencionales, vigilando, además de los excesos de velocidad y los adelantamientos indebidos, la ingesta de alcohol o drogas, el uso del casco y sistemas de retención, la utilización del teléfono móvil durante la conducción, así como de auriculares, la manipulación de navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción, la documentación del vehículo y del conductor y, en general, cualquier infracción de la normativa vigente en materia de circulación y seguridad vial.

En la última operación de vigilancia en carreteras secundarias llevada a cabo en octubre del año pasado, la Guardia civil controló en las carreteras de Jaén 9.012 vehículos y se formularon 834 denuncias (el 9,25% de los automóviles controlados), la mayoría por exceso de velocidad y por no hacer uso del cinturón de seguridad, aunque también hubo, en menor número, conductores sancionados por carecer de documentación, haber ingerido alcohol, usar el móvil durante la conducción o por deficiencias técnicas del vehículo.

La provincia de Jaén cuenta con una red de 3.419 kilómetros de carreteras, de los que el 91,5% (3.129 kilómetros) corresponden a vías secundarias.

Con motivo de esta campaña, la DGT ha recordado que uno de los objetivos prioritarios en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es mejorar la seguridad vial en las carreteras convencionales. Se trata de conseguir unas carreteras y entornos diseñados en función de las capacidades humanas y tecnológicas. Para ello propone:

1.- Mejorar la seguridad de las carreteras convencionales a través de su diseño, especialmente para evitar salidas de la vía y colisiones frontales. En una carretera convencional, las intersecciones e incorporaciones, habitualmente, están al mismo nivel, los trazados de las carreteras suelen ser antiguos, hay muchos tramos montañosos y es necesario invadir el sentido contrario al adelantar, con el riesgo que esto supone. Por ello, poner en marcha medidas de bajo coste y alta efectividad para reducir el riesgo de la carretera convencional es una prioridad en los próximos años.

2.- Conseguir comportamientos más seguros en las carreteras convencionales. Necesidad de incrementar la vigilancia y el control en este tipo de vías, con objeto de disuadir a los infractores de las normas de tráfico.