El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha rechazado las críticas al proceso de peatonalización del centro de la ciudad emprendido a finales del pasado año, al tiempo que ha defendido el tranvía como un complemento y ha reivindicado a la Junta de Andalucía que “se ponga las pilas” con las circunvalaciones que precisa la capital jiennense para evitar el tráfico por el centro urbana.

El alcalde ha indicado que las obras de reforma de la céntrica plaza Deán Mazas se aplazarán hasta el verano, posiblemente hasta los meses de julio y agosto, con el objetivo de causar el menor daño posible a la hostelería y aprovechando las vacaciones y que son muchos los jiennenses que salen de la ciudad para irse a vivir a las zonas residenciales de los puentes. Aunque inicialmente las obras se anunciaron para después de Semana Santa, dos son los hechos que han hecho cambiar de opinión al gobierno local.

El primero de ellos, la celebración en la ciudad de Jaén entre el 21 y 27 de mayo del World Padel Tour, y la segunda cuestión que se ha tenido en cuenta ha sido la celebración en junio de la feria y fiestas de la Virgen de la Capilla. Ha destacado que el 83 por ciento de las entradas para el World Padel Tour han sido adquiridas por personas de fuera de Jaén, lo que va a suponer también durante esos días un “revulsivo” para la hostelería y comercio de Jaén. “Probablemente la reforma se vaya para el verano porque ahora con el World Padel Tour viene mucha gente de fuera y no merece la pena fastidiar a la hostelería y el comercio, y después en junio viene la Virgen de la Capilla que también es un momento importante”, ha indicado el alcalde, al tiempo que ha indicado que “cuando ya se pasen esos momentos más gruesos, entiendo que van a comenzar las obras, cuando haya un bajón, en los meses de julio y agosto”. Ha indicado que comenzar ahora con las obras supondría “perjudicar a mucha” ya que “levantar la plaza en esas fechas es pegar un tiro a los hosteleros y a la gente que pueden contratar”, por eso ha insistido en que “nos iremos más a los meses de julio y agosto cuando la gente se ha ido a los puentes, a los chalés y a las playas”.