El grupo municipal de Jaén en Común (Jec) ha saludado este sábado que, “tras cinco meses de mandato, Ayuntamiento y Junta de Andalucía hayan empezado a dialogar y a buscar soluciones a algunos de los problemas de la ciudad”, pero ha considerado “un acto de precampaña” la reunión celebrada este viernes entre el alcalde, José Enrique Fernández de Moya (PP), y el consejero de Fomento, Felipe López, que ha tildado de “acto de precampaña”.

Así, y en un comunicado, JeC ha considerado “insuficientes” los temas tratados en la citada reunión, ya que, a juicio del portavoz de esta formación, Manuel Montejo, “dado el grado de deterioro social que sufren los jiennenses, es lamentable que no se hayan afrontado otras cuestiones de imperiosa necesidad para cientos de familias de esta ciudad”.

Para JeC, muchos vecinos hubieran agradecido que, además de llegar a acuerdos sobre el tranvía o sobre el campo de fútbol, cuestiones “importantes y enquistadas por un empecinamiento partidista que nada tenía que ver con el interés de la ciudad”, se hubiera avanzado en “problemas urgentes” como la vivienda o el empleo, entre otros.

Montejo ha insistido en que es “mala señal” que una reunión de este tipo se convierta en noticia, “toda vez que debería ser el escenario habitual de colaboración entre administraciones”, pero en este sentido ha animado a ambas a “seguir por esta senda, para, por ejemplo, aclarar las viviendas públicas disponibles en manos de la administración andaluza y establecer los plazos y los protocolos para ponerlas a disposición de todas las familias que las demandan”.

Según el portavoz de JeC, “no es de recibo que se repitan situaciones como la de la familia que actualmente se encuentra en la calle, a expensas de ser acogida temporalmente en diferentes domicilios, mientras existen inmuebles cerrados en manos de la Junta”.

“INTERÉS ELECTORALISTA”

Jaén en Común, espera que, tanto la fecha de esta reunión como el principio de acuerdo alcanzado en estas dos “cuestiones mediáticas” no respondan “únicamente a los intereses electorales del PP y del PSOE”, e insta al Ayuntamiento a “mantener la vista en los problemas de la ciudad”.

En este sentido, JeC ha considerado que “no estaría de más que el Consistorio eleve la voz ante la Consejería de Empleo y defienda a organizaciones locales”, como la Asociación de Vecinos La Unión y otras, que pueden verse “abocadas a la desaparición por el impago de la subvención del plan ‘Emple@ 30+’ y otros similares”.

Para el portavoz de JeC, “los planes de empleo que necesita Jaén no son éstos que terminan con trabajadores que no cobran sus nóminas y con entidades que prestan una labor social voluntaria endeudadas”, por lo que el hecho de reclamar la financiación que se ha venido recortando a los ayuntamientos durante años, tanto por parte de la Junta como por el Gobierno central, debería ser “la prioridad del alcalde, ya que es ésta la verdadera razón de la situación financiera del ayuntamiento”.

Por ello, Montejo ha subrayado que, mientras la Junta y el Gobierno central “recortan la financiación de los ayuntamientos y les obligan a disminuir año tras año su deuda, con la pérdida de servicios que esto supone para los ciudadanos, tanto la comunidad autónoma como el gobierno continúan aumentando su propia deuda”.

LA “SALIDA” DE FERNÁNDEZ DE MOYA

Por otra parte, JeC se ha pronunciado sobre la que considera “inminente salida” del Ayuntamiento de Jaén del alcalde Fernández de Moya, tras ser elegido para encabezar la lista del PP por la provincia al Congreso de los Diputados en las elecciones generales del 20 de diciembre.

Para JeC, Fernández de Moya “abandona el barco después de dejar a Jaén con la mayor deuda de la historia, con más desempleo que nunca y con una gran parte de la población pasando necesidades de vivienda e incluso alimentarias”.

“El bagaje del alcalde no puede ser más negativo y será recordado por la enorme distancia que ha marcado desde el principio con los vecinos jiennenses”, según Montejo, que ha incidido en que la ciudad necesita un alcalde que “esté y piense solo en Jaén”.

“En cualquier caso, y aunque la figura de Fernández de Moya ha marcado un período negro en Jaén”, JeC ha asegurado que las decisiones políticas las toman los equipos, y “es el equipo de gobierno, al que posiblemente se incorpore ahora Ciudadanos, el que debe gobernar para la ciudad, priorizando las personas y garantizando los derechos de la gente”.

Hasta el momento, según ha añadido, el equipo de gobierno del PP ha sido “la marioneta” del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la ciudad de Jaén y, “no ha sabido imponerse ante las directrices del Gobierno central y de Europa, que han condenado a esta ciudad al abandono, encontrándose Jaén en el peor momento de su historia reciente”, ha concluido el portavoz de JeC.