En rueda de prensa, el coordinador provincial, Francisco Javier Damas, ha explicado este miércoles que el SMI sirve para calcular la cuota que deben pagar las personas acogidas al citado régimen, el conocido como sello agrario. Sin embargo, gracias a las enmiendas planteadas por Unidos Podemos (UP), habrá una bonificación del 80 por ciento. Según ha defendido, “no se podía subir a 120 euros al mes”. “Actualmente, estamos hablando de 98 euros y la subida del SMI tiene que tener una discriminación positiva hacia los jornaleros y jornaleras para impedir que se haga aún más daño a los bolsillos de estos trabajadores”, ha comentado no sin valorar la labor realizada ante un PSOE que “estaba haciendo oídos sordos a una necesidad”.

El Partido Socialista, finalmente, “reculó”, y este martes por la tarde se logró sacar dos enmiendas para paralizar esa subida para los trabajadores del campo a través de una bonificación que se traducirá en el referido incremento de unos cuatro euros. Damas ha expresado su satisfacción por este acuerdo, ya que, si bien la subida del SMI, que “sigue siendo increíblemente bajo” con respecto a los países del entorno, “era de justicia”, había que evitar que adecuarlo a quienes trabajan en un sector marcado por la temporalidad. “Es una discriminación positiva para una realidad social que nos es la misma que trabajar en industria, el turismo u otro sector; el agrícola es estacional y precisa de un entendimiento mucho mayor”, ha afirmado el coordinador de IU, quien ha añadido que, en función de la época del año, en la provincia hay “entre 60.000 y 80.000 personas” que cotizan al Régimen Especial Agrario. También desde el PCE jiennense se ha saludado esta “bonificación del 80 por ciento”, una medida “arrancada al Gobierno de Pedro Sánchez” y que “dará un poco de respiro a todas aquellas personas y familias cuya subsistencia depende del campo y cuya precariedad aumenta día a día”.

Su secretario provincial, Juan Francisco Cazalilla, ha destacado en una nota “la rápida respuesta” de Unidos Podemos “gracias a la constante y fluida comunicación” en los territorios, de modo que desde puntos como Jaén se “elevó el problema a Madrid”. “Al fin y al cabo, el PCE e IU existen para mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora, y ésta era una medida que había que adoptar con urgencia para nuestra provincia. En el PCE procuramos no disiparnos en debates estériles para centrarnos en las condiciones materiales de la población”, ha agregado.