Un mandato “complejo y difícil para las familias jiennenses y también la Diputación por la situación económica y social y en el que hemos plantado cara a la crisis”. Así ha resumido el presidente de la Corporación provincial, Francisco Reyes, los cuatro años de este mandato en los que ha subrayado que “hemos hecho una política innovadora y planificada, centrada en la solución de los problemas inmediatos y a corto plazo, una gestión cercana a la ciudadanía y muy distinta en el fondo y en las formas a la que ha llevado a cabo el Gobierno de España”. Una línea de acción que ha tenido como principales ejes la “generación de empleo y el mantenimiento del Estado del Bienestar”, según ha remarcado Reyes.

En su comparecencia para hacer un repaso a la gestión realizada por la Diputación en este mandato que está a punto de concluir, Francisco Reyes ha puesto el acento en que “hemos atajado los problemas más perentorios, los más importantes en cada momento, trabajando codo con codo con los alcaldes y alcaldesas”. “Ahí están los 360.000 jornales para contrarrestar las malas campañas de la aceituna de 2013 y 2014”, ha recordado antes de incidir también en que “a la vez hemos hecho políticas desde la innovación y la creatividad para optimizar nuestros recursos hasta el límite, estrujando cada euro”.

En este sentido, el presidente de la Diputación se ha detenido en algunos de los programas e iniciativas novedosas que se han puesto en marcha en estos años. Entre ellas, Reyes se ha detenido en que “hemos reforzado nuestra identidad como provincia, algo que es clave para mejorar nuestra autoestima, como sinónimo de progreso”. En estos cuatro años se ha celebrado el bicentenario de la Diputación, se han aprobado la bandera y el himno provincial y se ha instituido el Día de la Provincia y puesta en marcha la Feria de los Pueblos, ha desgranado el máximo responsable de la institución provincial, quien ha insistido en que “sembrando identidad recogemos autoestima”.

Francisco Reyes también ha enfatizado los cambios que se han realizado en la organización de la Administración provincial para “responder a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades”. De esta forma, se han creado áreas como las de Empleo, “desde la que se ha gestionado nuestro ambicioso Plan de Empleo, dotado con 57 millones de euros”, y también la de Agricultura, así como las de Juventud e Igualdad. Además, tanto el IEG como Cooperación han pasado a Presidencia. Al respecto, Reyes ha puesto de relieve que “la Diputación es de las pocas administraciones de España que ha seguido apostando por la solidaridad cuando más falta hace; de hecho hemos destinado 2,4 millones a la cooperación al desarrollo y la solidaridad internacional”.

Pero esta apuesta por las personas más desfavorecidas de otros países “no es incompatible con atender las necesidades de los jiennenses”, ha aclarado el presidente de la Diputación, que ha puesto sobre la mesa “los 18 millones de euros que han generado 360.000 jornales para paliar dos malas cosechas de aceituna” o la creación de la Oficina de Intermediación Hipotecaria con el Colegio de Abogados para evitar desahucios, que ha facilitado que “en total 500 familias continúan en su vivienda gracias a las gestiones de esta oficina”. De igual forma ha señalado otras propuestas novedosas, como la constitución del Consejo Provincial del Aceite de Oliva para defender al sector oleícola jiennense, la estrategia Degusta Jaén para fortalecer el sector agroalimentario provincial o nuevos productos turísticos como el oleoturismo o la rehabilitación del Centro Cultural Baños Árabes.

En cuanto a los ejes estratégicos de este cuatrienio, Francisco Reyes ha marcado al empleo, las políticas sociales y las inversiones en infraestructuras, sin olvidar la apuesta por la cultura y el deporte, una gestión centrada “en nuestros ayuntamientos, especialmente los pequeños y medianos, los 91 que tienen menos de 20.000 habitantes”, y sustentada “en una acertada gestión económica, con ingresos y gastos equilibrados, que nos permiten financiar la mayoría de nuestras inversiones con fondos propios –en 2015, 25,4 millones de euros de inversión provienen del ahorro neto, de la diferencia entre ingresos y gastos corrientes, que se ha incrementado un 30%– y reducir el nivel de endeudamiento, que ha descendido en 33 millones de euros en este mandato”.

En este periodo, los presupuestos han ido creciendo modestamente, desde los 214,39 millones de euros del año 2012 a los 219,39 millones de euros de 2015, “y eso también ha permitido que la inversión se incremente”, ha dicho el presidente de la Diputación, quien ha cifrado en 231,7 millones de euros el dinero destinado en este periodo de tiempo “sólo a obra pública”. Reyes ha lamentado que estos datos se han producido en un escenario en el que “se han reducido drásticamente los ingresos procedentes del Estado”, pese a lo cual “hemos mantenido los niveles de gestión e inversión, nuestra plantilla y su reconocida eficacia, y conseguido además pagar a nuestros proveedores puntualmente –el plazo legal de 30 días desde la aprobación del gasto se fija en la Diputación de Jaén entre los 1,7 y los 7 días–; contar con remanente de tesorería, que se ha reinvertido sobre todo en nuestro Plan de Empleo, y que en este mandato ha ascendido a los 100 millones de euros; y ser la Diputación andaluza más inversora por habitante, con 81,20 euros”, –la segunda es la de Málaga, con 64,62 euros y la media de la comunidad es de 47,02 euros–. Además, ha añadido Reyes, “el gasto social por habitante alcanza los 108,63 euros, mientras que la media andaluza se sitúa en 67,57 euros”.

Finalmente, el presidente de la Diputación ha desgranado algunos de los programas más importantes que se han ejecutado en estos cuatro años, como el Plan de Empleo y el destino dado a los 57 millones con los que está dotado; las inversiones incluidas en los dos Programas Operativos Locales desarrollados, con un montante global superior a los 42 millones de euros; el fomento de los cultivos alternativos al olivar, con ayudas directas a los agricultores, y del sector agroalimentario a través de Degusta Jaén; las inversiones en infraestructuras con el Plan Provincial de Obras y Servicios, el PFEA o el dinero destinado a conservación y mejora de la red viaria provincial; o las apuestas por la mejora de la calidad de la aceite de oliva y su comercialización y por el empleo blanco, que se refleja en el “trabajo que realizan los 473 profesionales de nuestros distintos centros de servicios sociales y que se suman a los más de 5.100 que trabajan en diferentes servicios como las residencias de Santa Teresa y López Barneo, la Ayuda a Domicilio, Dependencia o las guarderías temporeras”.