Pedro Bruno defiende la importancia de los fondos europeos para el desarrollo rural y fijar la población en el territorio

El diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente participa en una jornada organizada por los Grupos de Desarrollo Rural de la provincia para hacer balance del programa LiderA

El diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, ha inaugurado esta mañana junto a la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, y la presidenta del Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Sierra de Segura, Francisca Espinosa, la jornada Jaén rural, un paso más, en la que se ha hecho balance del programa europeo LiderA que han ejecutado los siete GDRs de la provincia en el periodo 2007-2013. En este acto, Bruno ha subrayado la necesidad de seguir contando con este tipo de fondos porque “han sido fundamentales para el desarrollo equilibrado de un territorio eminentemente rural como el nuestro y fijar la población en sus municipios, un objetivo con el que coincidimos plenamente desde la Diputación”.

En su intervención, Pedro Bruno ha valorado que este programa, dotado con algo más de 33 millones de euros, “ha conseguido que finalmente la inversión global se multiplique hasta acercarse a los 80 millones de euros destinadas a hacer realidad más de un millar de propuestas, lo que demuestra que en la provincia de Jaén sabemos gestionar las ayudas europeas”. Al respecto, también ha citado otros fondos europeos, los Feder que en el periodo 2007-2013 ha empleado la Diputación para ejecutar los Proyectos de Zona en la Sierra de Segura, Sierra Mágina y El Condado, donde se han invertido más de 40 millones de euros para mejorar infraestructuras y servicios de todo tipo, crear oportunidades para el empleo, contribuir al desarrollo tecnológico de estas localidades, mejorar la movilidad urbana y trabajar por la conservación del patrimonio natural e histórico, potenciando así su atractivo turístico.

Con este tipo de programas, según Bruno, “estamos contribuyendo a lograr una igualdad de oportunidades y de acceso a infraestructuras y servicios de calidad para cualquier ciudadano de la provincia, independientemente del municipio en el que viva”, porque para que la población se mantenga en el territorio “es imprescindible que a nuestros paisanos les merezca la pena seguir viviendo donde lo han hecho toda su vida”.

Esta “eficiente gestión” de las ayudas comunitarias, sumada a otras iniciativas como el Programa de Fomento de Empleo Agrario, han sido “primordiales para que, a diferencia de otros territorios, en Jaén y Andalucía los pequeños núcleos rurales sigan existiendo”, ha subrayado Bruno, quien por ello ha defendido “este modelo de ayudas europeas que tan buenos resultados nos ha dado” y ha mostrado su oposición “a la decisión del Gobierno de España de excluir a diputaciones y municipios de menos de 20.000 euros de estas convocatorias de desarrollo sostenible de la Unión Europea, que si se mantienen los criterios gubernamentales serán canalizadas a partir de ahora especialmente desde los núcleos urbanos mayores de 20.000 habitantes”.

En este sentido, el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha asegurado que “vamos a seguir trabajando para cambiar esta decisión con el fin de que los pequeños y medianos municipios, nuestro mundo rural al fin y al cabo, puedan seguir recibiendo estos fondos europeos que han sido tan importantes para mantener un estilo de vida en el que muchos creemos y defendemos”.