La Policía Nacional ha detenido en Linares a una mujer que robaba a hombres después de drogarlos con burundanga, una sustancia conocida como ‘la droga de los violadores’, ya que es utilizada por agresores sexuales para anular la voluntad de las víctimas, que luego no recuerdan lo que ha ocurrido.

Según fuentes policiales, la detención ha tenido lugar después de que una de las víctimas denunciase. El individuo entró en un local a tomarse una copa y conoció a una chica, joven y atractiva, que se acercó a charlar con él y lo invitó a mantener relaciones íntimas en una pensión. Él accedió, pero prefirió que fueran a su casa. Varias horas después, se despertó tirado en el suelo y sin apenas recordar nada.

Lo único que tenía en una leve imagen de haber llegado a casa acompañado. Comprobó entonces que le habían robado el dinero de la cartera, el reloj, un móvil, un equipo informático y una guitarra eléctrica. Algo recuperado, se fue al bar en busca de la mujer. Le preguntó a la camarera, que le comentó que no era el primero en llegar contando la misma historia.

Se fue entonces a Comisaría y puso una denuncia. Al iniciar las investigaciones, la Policía dio con otro individuo que había estado alojando a la mujer hasta el día del robo, cuando se marchó dejando allí la guitarra. Los agentes localizaron a la joven y la detuvieron. Siempre hacía lo mismo. Se acercaba a hombres, preferentemente casados (para evitar que la denunciaran) y les ofrecía mantener relaciones. Cuando accedían, aprovechaba un descuido para echar burundanga en la copa.

 

En la investigación han participado agentes de las Brigadas de Policía Judicial y Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Linares.