El alcalde de Campillo de Arenas, Juan Francisco Figueroa, ha lamentado el comportamiento “irresponsable y agresivo” de la portavoz de IU, Lourdes Chica, en el pasado pleno y ha asegurado que su expulsión fue “absolutamente justificada” ante esa actitud. Ha afirmado, en cualquier caso, que la edil “desobedeció el mandato y se negó a abandonar el pleno”.

El alcalde de Campillo de Arenas, Juan Francisco Figueroa, ha lamentado el comportamiento “irresponsable y agresivo” de la portavoz de IU, Lourdes Chica, en el pasado pleno y ha asegurado que su expulsión fue “absolutamente justificada” ante esa actitud. Ha afirmado, en cualquier caso, que la edil “desobedeció el mandato y se negó a abandonar el pleno”. “Su comportamiento fue impropio de un concejal y aún más impropio de quien fue alcaldesa durante cuatro años”, ha señalado en una nota, en la que le ha aconsejado “se tranquilice un poco, que analice los resultados de las elecciones municipales y que acuda a la siguiente sesión con más respeto, más educación y más argumentos”. Figueroa ha negado que expulsara a Chica “por el simple hecho de solicitar el uso de palabra”, como ha criticado Izquierda Unida, y ha explicado que se vio obligado a ello tras los tres pertinentes avisos establecidos por la ley, ya que “se dedicó a interrumpir constantemente la sesión y a mantener enfrentamientos con personas del público”.

Asimismo, ha rechazado “radicalmente” que se prohibiera hablar a los concejales de IU o que se expulsara a otro de sus ediles. “El acta del pleno refleja perfectamente la realidad de lo ocurrido. Los únicos que se comportaron de manera reprochable fueron los ediles de IU, quienes ofrecieron un espectáculo muy poco edificante. Yo no tengo que inventarme nada; los asistentes al pleno lo pudieron ver con sus propios ojos”, ha añadido. El regidor ha apuntado que la portavoz de IU “perdió los nervios” cuando se le recordó que en cuatro años de mandato municipal “no abonó un solo euro de las sentencias judiciales” a cuyo cumplimiento se enfrentaba el Ayuntamiento. “Ni las abonó, ni las recurrió, ni hizo nada de nada”, ha apostillado. Igualmente, ha puntualizado que las sentencias “no sólo provienen del mandato anterior al de Chica, sino también del mandato de la pinza IU-PP”, de manera que “su responsabilidad es inexcusable”.

De hecho, ha precisado que una de las sentencias condenaba al Ayuntamiento “porque la entonces alcaldesa de IU se negó a pagar un proyecto del POL a un ingeniero”. Figueroa ha destacado que en este pleno el PSOE logró sacar adelante la aprobación del punto para acceder a un préstamo del Gobierno que permitirá el pago de esas sentencias pendientes. Este punto contó con el voto en contra de IU, algo “lamentable”, ya que “los que no hicieron nada en cuatro años vienen ahora a poner palos en las ruedas para impedir” que se resuelvan los problemas”. Ha incidido, asimismo, en que “la pinza IU-PP ha dejado al Ayuntamiento de Campillo de Arenas en la ruina total y absoluta” y ha adelantado que próximamente dará a conocer “con detalle” el estado de las cuentas municipales. “Nosotros no vamos a escudarnos en la herencia recibida, pero tampoco vamos a consentir que quienes han hundido el Ayuntamiento vengan a entorpecer nuestra labor en beneficio del pueblo”, ha subrayado.