El Servicio Provincial de Gestión y Recaudación mejora su atención al contribuyente con la apertura de una nueva oficina

El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, ha inaugurado estas dependencias que se ubican en la Casería de Escalona de la capital jiennense

El Servicio Provincial de Gestión y Recaudación (SPGR) de la Diputación cuenta desde hoy con una nueva oficina de atención al ciudadano que hace más cercana y accesible la relación con los contribuyentes. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, acompañado por la vicepresidenta primera y responsable de Economía, Hacienda y Asistencia a Municipios, Pilar Parra, ha inaugurado las dependencias que se ubican en la Casería de Escalona en las que se han invertido para su adecuación más de 20.000 euros. Esta nueva oficina permitirá la implantación de un protocolo de atención rápida para trámites simplificados controlado por un sistema automático de gestor de colas, cumpliendo de este modo uno de los compromisos de la Carta de Servicios de este organismo autónomo de la Diputación, ya que se podrán medir los tiempos de espera de los ciudadanos y los temas demandados por los mismos.

La actuación realizada en la nueva oficina se ha centrado en la eliminación de barreras, la instalación de una rampa en la entrada y salida, así como la dotación de una puerta automática. Una sala diáfana para la atención personalizada a los contribuyentes y la tramitación y la resolución inmediata de distintas gestiones, como el pago de deudas, la corrección de datos físicos, la anulación de valores, la suspensión de procedimientos, o las domiciliaciones bancarias, entre otros trámites.

Esta unidad de atención al ciudadano ha contabilizado en el primer semestre de 2015 más de 4.300 consultas con un tiempo medio de atención de 12 minutos. Además, se ha registrado más de 20.000 llamadas telefónicas y más de 2.300 correos electrónicos. Asimismo, se ha ampliado el horario de atención, y se han incorporado nuevos canales de atención para evitar desplazamientos innecesarios, pues con una simple llamada se resuelve la gestión o se prepara con antelación la documentación que se precisará.