Se celebra el Día Internacional del Libro y de los Derechos de Autor. Uno de los pocos Días de… en el que creo a pies juntillas y justifico su celebración así como toda la parafernalia consumista que genera a su alrededor. ¡Vaya! como todos los Días de…En este caso es muy bonito comprobar como ayuntamientos, colectivos varios, clubes de lectura, colegios, etc. se afanan por preparar actividades que nos recuerdan que leer es crecer. Leer es la única fórmula de destrucción contra los que nos quieren someter a sus insalubres designios. Leer nos culturiza y nos abre los ojos. Esos con los que vemos y vigilamos a los que mienten, roban, malversan, inventan leyes o prometen a su libre albedrío. La cultura es peligrosa para los que tienen el poder y lo utilizan con malas artes. Un pueblo “leído” es lo verdaderamente poderoso.PALABRAS DE AGUANIEVE DIA DEL LIBRO

Por eso estos días me hacen feliz y disfruto trabajando en cosas tan bonitas como un Lectaurante. Una de las iniciativas que se han puesto en marcha desde la Biblioteca Municipal “Francisco Tudela” de Villacarrillo. Se trata de convertir el espacio municipal en una especie de restaurante en el que no se sirven platos de comida al uso; se consumen letras en sopa, canapés, parrilla y lo que el cliente guste de probar. Los niños leen y devoran. Un solo ejemplo de los cientos de actividades que se desarrollan estos días y que, visto lo visto, nos hacen pensar que otro futuro es posible. Y ya lo creo que sí. Podemos poner otro ejemplo claro. Hay un niño, también en Villacarrillo, que leyó más de 200 libros durante el pasado 2014. Se llama David Mañaga de La Paz  y por segundo año consecutivo ha ganado el premio Lector del Año. Tan solo tiene 8 años de edad.

La semana pasada hablaba en exclusiva del libro de mi buen amigo Andrés Ortiz Tafur. Su “Yo soy la locura” que está recién salido del horno y cosechando críticas muy positivas y, esperemos, que ventas mucho más positivas aún. Invito a que nos digáis qué estáis leyendo actualmente y si esa lectura es recomendable. Yo pongo sobre la mesa una de las novelas que más me han emocionado en las últimas semanas. Se trata de Blitz (Relámpago) de David Trueba. Preciosa y cortita historia de amores en apariencia prohibidos con un final de película de Billy Wilder.