Presentación de “Yo soy la locura” esta tarde en Libros Prohibidos de Úbeda. A partir de las 20:00 horas.

Intenté que sucediera como tenía planeado. No ha podido ser. Quise que la lectura fuese pausada, cuando me apeteciera. Intenté paladear los relatos, uno por uno y sin prisa, solo si me lo pedía el cuerpo. No ha podido ser. Tiene explicación tal voracidad cuando uno se sumerge en esa espiral de personajes de locura inventada, amnesias reveladoras; historias de vías que se reconstruyen para un tren de vida que ya no pasa, sexo sin edad ni gravedad, reencarnaciones no deseadas…o sí, amas de casa alienígenas, heridas causadas por cuchillos infieles, soñadores que no quieren despertar o que no saben si en realidad están dormidos…Una onza de chocolate que uno se echa a la boca y que, tras una primera impresión de inmenso placer, no puede dejar de saborear hasta acabar con toda la tableta. Esa es la locura de Andrés Ortiz Tafur; su nueva publicación, sus nuevos cuentos modernos. Son aquellos caminos que hoy conducen a esto; a una recopilación de escritos que piden a gritos ser devorados y que confirman a un auténtico y muy particular contador de historias. Un caballero que escribe y le canta, con la misma pasión, al sexo, a las “soledades” y a sus amantes, al deseo o a supuestos locos de noches con días. Tengo dos relatos favoritos; “Caminando en círculos” y “Teodoro y Matilde” aunque mucho me temo que este favoritismo podría cambiar con una segunda lectura que, ahora sí, pienso hacer pausadamente y como tenía previsto en un principio. Ahora queda que el mundo se entere de esto; que esta demencia invada los estantes de librerías y después las mesitas de noche de animales insomnes. Durante estos días se está presentando “Yo soy la locura” en diferentes puntos de nuestro entorno provincial, así que si tenéis la oportunidad de asistir, a alguna de estas puestas de largo, no lo dudéis ya que, además de conocer la obra en sí, podréis saber de qué está hecho este artista linarense afincado ahora en la Sierra de Segura. Os sacará a bailar palabras.

PD: Queremos una historia larga.