El atleta huelmense ratifica las palabras de su entrenador y subraya que las acusaciones son falsas e infundadas y que tanto él como su equipo son atletas legales y limpios como siempre se ha demostrado en los controles

Quien conoce a Sebas Martos y a su equipo, los Lions Factory, tiene claro que las acusaciones por las que tuvieron que declarar el pasado martes son totalmente falsas y fruto de una trampa. Tanto el atleta huelmense como sus compañeros son defensores a ultranza de la limpieza en el deporte, y es algo que se demuestra año tras año, competición tras competición, en los controles sanitarios que les realizan. Asimismo se comprobó en la reacción el pasado martes del mundo del atletismo, que mostró su apoyo incondicional al equipo de Enrique Villacorta, cuando en otros casos de este tipo, los mensajes han sido de rechazo y reprobación.
Diario Guadalquivir ha podido hablar con Martos, que pese a estar tranquilo porque sabe que es totalmente inocente, se muestra molesto por el daño que les han hecho y por haber perdido la oportunidad de competir en Cartagena. El corredor no puede contar detalles de lo sucedido puesto que la investigación se encuentra bajo secreto de sumario, pero subraya la actitud que siempre ha tenido ante el atletismo, y que fue la que aprendió en Huelma, de limpieza absoluta y mucho trabajo. Asimismo señala que espera que el secreto de sumario se levante cuanto antes, se aclare todo y se limpie su nombre y el de sus compañeros.
Sebas Martos, Enrique Villacorta y sus compañeros, lejos de esconderse tras lo sucedido, han retomado sus entrenamientos y ayer ofrecieron una rueda de prensa en León en la que el entrenador leyó un comunicado en nombre de todos defendiéndose ante unas falsas y ruines acusaciones cuya única pretensión es dañarles. Villacorta puso de relieve que ellos tienen una visión del deporte limpia, justa y demostrando siempre que a base de trabajo e ilusión las cosas se pueden lograr y cuya filosofía parece crear incomodidad, rechazo y envidias. Además, lamentó que sea tan fácil hacer daño de forma gratuita y con mentiras.
En su comarca, Mágina, y en su pueblo, Huelma, nunca hemos dudado de Sebas Martos porque lo conocemos y sabemos que es un deportista honrado e íntegro, cuyas herramientas para lograr el triunfo son el trabajo y la ilusión.