Después de lograr el pase a la final de la Copa Presidente de la Diputación, el Real Jaén regresaba a la competición liguera para enfrentarse al Mérida AD. El conjunto emeritense se presentaba al encuentro con un bagaje defensivo muy positivo. En las tres primeras jornadas no había encajado ningún gol en contra.

Los primeros minutos del choque discurrieron sin demasiada presencia en las áreas. Jiennenses y extremeños se disputaban el dominio del partido con protagonismo para los jugadores de la zona de centrocampistas. Los locales trataron de llevar el peso del encuentro para agradar a sus aficionados. El irregular estado del terreno de juego no ayuda ni a unos ni a otros.

Las jugadas a balón parado o los balones en largo se convertían en las únicas opciones de generar peligro en el área rival. Los dos equipos intentaron poner en apuros a su contrincante pero ninguno lo conseguía con el acierto necesario. El primero en lograrlo sería el Real Jaén por mediación de Luis Pérez. Corría el minuto veinte de partido cuando el futbolista utrerano centró un balón que se fue envenenando en dirección a la portería emeritense. La pelota se marcharía a la derecha del palo por muy poco.

Por parte de los locales, Romero a punto estuvo de sorprender a Felipe Ramos con un lanzamiento muy lejano que se perdía a la derecha de la meta jiennense. La siguiente acción también estaría protagonizada por el cuadro emeritense. Joaqui recibía un envío en largo y tras deshacerse de su marcador probó fortuna con un disparo desde fuera del área ante el que respondió fantásticamente Felipe Ramos despejando el peligro.

Santi Villa gozó de una buena ocasión merced a un disparo que realizó el capitán jiennense desde la frontal aunque el balón salió a la izquierda de la portería local. Minutos después era Aguza el que llevó el peligro a la portería de Raúl Moreno tras cabecear la pelota en una falta botada por Paco Sutil. En la recta final del primer tiempo, Aguza volvía a disponer de una nueva opción con otro cabezazo en el que el cancerbero emeritense atrapó el esférico sin complicaciones.