Crónica Albero y Mikasa | Pedro Expósito.- Final feliz en Linarejos donde el Linares Deportivo consiguió la victoria que le hacía falta para continuar una temporada más en Segunda División B. El conjunto azulillo sudó y sufrió de lo lindo para conseguir doblegar a un CP Cacereño que se batió el cobre en todo momento. La calidad de Corpas, el olfato de Rafa Payan y la habilidad bajo palos de Lopito hicieron posible un dos a uno que sabe a gloria.

Once Linares ante el Cacereño | Linares Deportivo

Once Linares ante el Cacereño | Linares Deportivo

Y es que no empezó bien la tarde para el Linares Deportivo. Por el crono de Iván Muñoz, colegiado de este choque, no habían pasado nada más que cinco minutos cuando los azulillos encajaban un gol. Un córner botado al segundo palo sirvió para que Gonzalo se elevara por encima de sus marcadores e hiciese enmudecer Linarejos con un certero testarazo a la red.

Duro golpe que noqueo al Linares durante unos minutos. Las imprecisiones fueron constantes, el nerviosismo parecía adueñarse de las piernas de los futbolistas azulillos, a los que solo les valía ya anotar dos tantos para mantenerse en la categoría de bronce.

La afición respondió, como lleva haciendo desde tiempos inmemoriales, tratando de meter a los suyos en el partido. Torres movió ficha con tan solo veinticuatro minutos disputados. Carles dejaría su sitio a Kike Boula en busca de la velocidad del hispano-guineano. Funcionó.

Boula, con tres minutos de juego en las piernas, servía un balón en profundidad a Rafa Payan que el Sultán mandaba al travesaño, botando dentro de la portería. Era el empate, el Linares comenzaba a creer en la machada.

Entre Lopito y Gámiz, que salvó un balón en la línea de gol, sujetaron al Linares que llegaba con el empate al descanso. Más fuerte  saltó al césped en la segunda mitad y, desde primera hora, fue a por el partido. El Cacereño, sabedor de que el empate le bastaba fiaba sus opciones a contras esporádicas y al balón parado, suerte donde es superior a los mineros.

Celebración de la permanencia | Veo Linares

Celebración de la permanencia | Veo Linares

Veintiún minutos se llevaban disputados de la segunda parte cuando los de Torres cataron bingo. Joselu trazaba una diagonal para el desmarque de Corpas que recortaba y acomodaba el balón para el golpeo cruzado con el que batía a Montiel y desataba el delirio en las gradas del abarrotado Linarejos. Estaban salvados.

Con necesidad de anotar un gol el Cacereño subió sus prestaciones. Eran momentos de tensión y Torres decidió reforzar su zaga dando entrada al experimentado Chico. Pero el héroe iba a ser otro. Lopito, siempre Lopito, salvaría a su Linares a falta de tres minutos del final en la acción del partido. De nuevo a balón parado la escuadra extremeña mostraba su mejor cara y Gonzalo, como todo un especialista, volvía a cabecear con dirección a gol. Lopito tocaría lo justo para que el balón se estrellara en el travesaño devolviendo la vida a miles de corazones azules que se quedaron parados en ese momento.

Tocaría sufrir y sufrir en una innumerable serie de córner en contra en los minutos de descuento sin embargo el marcador ya no se iba a mover más. Triunfo histórico para el Linares Deportivo que salió a festejar su proeza con su fiel afición, el mayor patrimonio del club.

Ficha Técnica

Linares Deportivo: Lopito, Bauti, Higinio, Vega, Rosales, Rodri, Corpas, Carles (Boula ’24) (Salinas ‘91), Joselu, Gámiz, Rafa Payan (Chico ‘81).

CP Cacereño: Montiel, Palero, Toni, Mansilla (Kofi ‘85), Gonzalo, Cuerva (Zubi ‘74), Gallego, Leo (Josete ‘61), Aarón, Amaro y Valverde.

Goles: 0-1 Gonzalo (‘5), 1-1 Payan (‘27), 2-1 Corpas (‘66).

Árbitro: Iván Muñoz Pérez (Valencia). Amonestó a Higino por parte local y a Cuerva, Palero y Amaro por la visitante.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta del PlayOut por la permanencia en Segunda División B disputado en Linarejos con alrededor de 7.000 espectadores, medio centenar de ellos de origen extremeño.