El Linares Deportivo, tras ganar ayer en el campo del Castellón por 0-2, ha conseguido el ascenso a Segunda División B después de ser fundado en 2009 tras recoger el testigo del desaparecido CD Linares, que disputó tres eliminatorias de ascenso a Segunda División con el técnico Pedro Pablo Braojos.

El actual equipo recogió el testigo de ese conjunto, que desapareció en 2009, por una deuda de unos 700.000 euros que no fue asumida por ninguna institución y empresa.

Para llegar a Segunda B, el equipo ha tenido que ascender a Preferente, Primera Andaluza y Tercera División en el plazo de seis campañas y ya la pasada temporada se quedó a un paso de la meta tras caer en la última eliminatoria frente al Socuéllamos.

Hoy, en la eliminatoria entre dos campeones, ha vencido por 0-2 con los tantos de Rosales, de penalti, y Corpas, en los minutos 91 y 93, respectivamente, aunque ya en la ida había ganado por 1-0 con un tanto de Fran Carles.