A pesar de su juventud, David Ordóñez está demostrando que cuenta con las capacidades necesarias para competir por un puesto en once titular del Real Jaén. El joven futbolista jiennense, formado en las categorías inferiores del club blanco, confiesa que esta temporada “está siendo un sueño para mí porque desde pequeño he estado en el club. Este año he tenido la oportunidad de pertenecer a la primera plantilla y estoy muy contento. Estas últimas cinco jornadas en las que estoy jugando estoy muy ilusionado. Era lo que yo soñaba desde que vine aquí, jugar de titular con la camiseta del equipo de mi ciudad. Estoy muy feliz”. En ese sueño, su familia juega un papel determinante. Ordóñez siente el apoyo de su gente más cercana y, principalmente, de la figura de su padre: “Mi padre siempre me apoya. Cuando tomé la decisión de venir aquí, él me dijo que creía que podía jugar aquí, que me veía capacitado. Fue una apuesta de los dos”.

Su participación en las últimas jornadas actuando en el lateral derecho, está permitiendo que David se asiente el conjunto jiennense a pesar de la dura competencia para hacerse con un puesto en el once inicial. El defensor jiennense es consciente de que “el Real Jaén siempre va a tener competencia en todos sus puestos. Jugar de inicio está caro. El equipo trabaja bien durante la semana y el míster tiene esa dura labor de elegir quién poner cada domingo. En estas últimas jornadas estamos teniendo buenos resultados y tenemos que seguir creciendo y poniéndoselo difícil al entrenador. Cuando llegué aquí sabía que iba a estar un pasito por detrás de los fichajes. Yo me veía preparado para jugar aquí, simplemente trabajé desde el primer día para demostrarle al entrenador que podía jugar. El míster me hadado la oportunidad y le estoy muy agradecido. Creo que la estoy aprovechando y estoy demostrando que estoy preparado para jugar en la categoría”.

Ordóñez también se ha referido al próximo adversario de la formación blanca, el Real Murcia. El canterano jiennense comentaba que “el Murcia sabemos que no termina de arrancar pero es un equipo con una gran plantilla. Tiene un estadio y una afición de primera. En casa tiene la responsabilidad de salir a ganar. Nosotros tenemos que preocuparnos por seguir trabajando como hasta ahora y continuar con la dinámica de buenos resultados, de competir e ir a por los partidos como hasta ahora. Hay que dar la cara sea el rival que sea. Al final todos los equipos tienen la presión de ganar y más si se trata de un equipo como el Real Murcia y encima viene de una racha negativa. A nosotros eso no nos tiene que afectar, tenemos que pensar solo en ganar el partido esté delante el rival que sea y sean cuales sean las circunstancias del adversario”.

La dinámica positiva que ha encadenado el cuadro jiennense ha permitido que el Real Jaén sume cuatro jornadas sin conocer la derrota. David ha admitido que tras la derrota frente a La Roda “en el vestuario se habló, no por falta de actitud creo yo. El grupo trabaja muy bien desde el primer día pero había partidos en los que había faltado esa chispa de más. Dimos un paso adelante y el equipo ha ido creciendo. En Melilla ya se vio un Real Jaén diferente aunque no se pudo ganar. A partir de ahí creo que el equipo ha continuado creciendo. Si continuamos con esta dinámica creo que el equipo va a ir hacia arriba”.

Encarando la recta final de la primera vuelta del campeonato liguero, Ordóñez no piensa en marcarse una cifra de puntos para culminar la primera parte del torneo: “No nos marcamos un objetivo en cuanto a puntos, simplemente vamos al día a día. Miramos solo el partido de cada domingo para conseguir los tres puntos”.