Ángel y Dani Moreno, del Club Cazorla Puente de las Herrerías, consiguen su segundo título nacional en la máxima categoría.

Los cazorleños Ángel y Dani Moreno volvieron a la Bolera Municipal de Villareal con el propósito de repetir el éxito que tuvieron hace dos años, cuando consiguieron su primer título nacional en la modalidad de parejas. Partían como favoritos, pero las instalaciones castellonenses suelen dar sorpresas, ya que, aunque es una de las más largas de cuantas existen, el firme es propenso a igualar a muchos jugadores que en otras boleras no tienen tantas opciones. Sin embargo, aunque estuvieron a punto de perder un partido en la fase previa, al final se mostraron intratables y se volvieron a colgar el oro dos años después.

Hubo significativas ausencias en primera categoría.

Quiso el calendario que la segunda prueba del circuito federativo tras su desaparición se disputase en su localidad, Mogón, por lo que el homenaje y reconocimiento hacia el deportista y hacia la persona eran obligados. Cuando esto ocurre, los resultados deportivos pasan a un segundo plano.

En 1ª masculina, el club de Cazorla consiguió clasificar a sus cuatro representantes en las cuatro primeras posiciones, hecho que no se había producido nunca en las cuarenta y seis pruebas que se han disputado en el Circuito Regional desde su instauración, allá por 2009. Dani Moreno, el joven valor del equipo blanco, claro dominador del bolo andaluz en las dos últimas temporadas, vencía en la final a José Miguel Nieto en dos puntas, 6-3 y 6-2, desarrollando un juego contundente y preciso, inalcanzable para el resto de los competidores. Tercero y cuarto fueron sus compañeros Ángel Moreno y Carlos Ojeda. El Cazorla Puente de las Herrerías también consiguió el triunfo en veteranas, con Gabri Gómez, dos segundos puestos en 2ª masculina, Rufi Ojeda, y juveniles, Javi Navarro, además de dos terceros, Santi Agea en veteranos A y Virginia Plaza en veteranas. Igualmente, el club anfitrión cosechó buenos resultados, imponiéndose en tres categorías. Mariano Martínez lo hizo en 2ª, Javi Martínez en juveniles y Álvaro Cano en infantiles. El Viajes Sendatur de La Caleruela ganó en féminas, Guada Ruzafa, y alevines, Darío García. Juan Tíscar, del Alcoray de Chilluévar se llevó la Copa Diputación en veteranos A, y en la categoría de los mayores de 70 años, el trofeo se fue al Campillo de Arroyo Frío, tras una soberbia actuación de Gerardo Sánchez.

Los gestos hacia Adrián se fueron sucediendo en el acto de entrega de trofeos. El campeón juvenil, ex compañero de parejas de Adrián, no celebró su triunfo y subió al pódium con la tristeza grabada en el semblante. No era para menos. El presidente de la FAB leyó un comunicado de la familia y, por su parte, el club de Mogón entregó una placa de homenaje a los padres, que la recogieron visiblemente emocionados. Es lo que tiene el deporte, un muchacho que apenas había comenzado a vivir, deja una huella imborrable en el bolo andaluz, la actividad ancestral y autóctona de la provincia de Jaén que tanto nos representa.