La Copa Presidente de la Diputación no cesa en su empeño de convertirse en una de las alegrías más tempranas de la temporadas metiendo en la final a un implacable CD Torreperogil y al Villargordo CF

Así los chicos de Torres vencieron ayer por un merecido 3-1 a un Villacarrillo CF de Tercera División que llegó al Abdón Martínez Fariñas con ganas de revancha. Comenzó adelantándose en el marcador en una de esas jugadas a las que ya tiene acostumbrado el trío arbitral al equipo torreño, que pilló a contra pié a un CD Torreperogil que estaba recibiendo los envites de un bien posicionado Villacarrillo.

Pronto David Romero de un cabezazo impecable ponía el empate en el marcador siendo uno de los jugadores  del partido y poniendo el peligro en sus botas cada en cada contra, muchas tardes de alegría va a dar este nuevo fichaje a la afición torreña.

Un gran Luis Jiménez puso al equipo torreño por delante en el marcador con un tiro directo de falta que hizo levantar a la afición del “sporting” en una remontada que ya se sentía en la grada y en el campo.

Como siempre la polémica estuvo del lado del trío arbitral con decisiones muy protestadas y dos penaltis claros que el colegiado pasó por alto y que encendieron a la grada local que veía como además se prolongaba el partido en más de 8 minutos. En ese tiempo de prolongación y en una contra perfecta, Luis Jiménez marcó el 3-1 definitivo y lleno de delirio y alegría una grada que supo agradecer el esfuerzo y la constancia de una plantilla que no ha hecho más que empezar a rodar junto con el nuevo cuerpo técnico comandado por Torres.

La final se disputará el 21 o 22 de septiembre en un capo aun por determinar frente a un Villargordo que ayer eliminó al Betis Iliturgitano en la tanda de penaltis.