A pesar de no ser un buen partido, los dos representantes jiennenses plantearon un duelo bronco para medir fuerzas, que se decantó para los locales más gol y las oportunidades de su lado

Un 2-0 frente a un rival directo como el Atlético  Porcuna es para estar contentos,  más si cabe cuando la tarde se presentaba fría en el Abdón Martínez y el “Sporting” encontró en  el madrugador cambio por lesión de  Luis Jiménez y la baja de su capitán Pipa, un nuevo reto amplificado  en otros campos de la provincia, donde se jugaban meterse de lleno en la lucha por el ascenso junto al equipo torreño.

El pitido inicial a cargo del colegiado David Bretones que estaba acompañado por Juan Antonio Gallardo y Juan Ruesta como asistentes y que tuvo una actuación poco acertada, marcó el principio de una lucha épica entre colosos en el centro del campo con un juego poco vistoso y con demasiados parones  en ciertos momentos del partido.

El visitante Porcuna con Paco Ortiz en el banquillo, pecó de poco ambicioso en su visita al Abdón Martínez y gozó de muy pocas oportunidades de gol que hicieron trabajar poco al cancerbero local Paco Berja.

Por su parte, los de Juande Peralta salieron al campo con el abrigo de una afición entregada que volvió a llenar las gradas del estadio y que no pararon de animar a los rojos durante los 90 minutos de encuentro. Excepcional partido de nuevo de Virgilio y Rubio que condujeron a la victoria local con una notable actitud, una indiscutible técnica de Tote que marcó el primer gol en el minuto 63 del encuentro. Tote también fue el protagonista de una expulsión injusta en el 80´´cuando perdió el equilibrio involuntariamente y se produjo el contacto que desencadenó la segunda amarilla muy protestada por la grada.

El delirio local llegó con el empuje de jugadores como Padilla, Sabaca, Sergio o el propio Virgilio que fue el encargado de empujar el balón al fondo de la red en el minuto 89,  llenando de alegría a la afición local que ve como el Sporting, se pone con 28 puntos en la segunda posición de la tabla y  le recorta 2 puntos al primer clasificado el Villacarrillo (32 puntos)  y pone tierra de por medio con el tercero el Juventud Torremolinos (24 puntos)  seguido del C.D. Athletic Coín empatado a puntos con el Linares Deportivo.

La próxima jornada el “Sporting” se enfrenta a un histórico del fútbol andaluz en su casa, el Poli Almería que se encuentra en una situación delicada a solo dos puntos del descenso, pero que en casa es de los equipos más peligrosos de la competición.