El festival Bluescazorla reunirá entre el 2 y el 4 de julio a más de 25.000 personas en torno a este estilo musical

Con este evento se inicia este año “Jaén en julio”, la acción promocional impulsada por la Diputación y la Junta para atraer turistas a la provincia jiennense en el periodo estival

Cazorla acogerá entre los días 2 y 4 de julio la vigésimo primera edición del festival Bluescazorla, el primero de los eventos que forman parte de la acción promocional “Jaén en julio” impulsada por la Diputación de Jaén y la Junta de Andalucía con el objetivo de atraer turistas a la provincia durante ese mes estival. La vicepresidenta de la Administración provincial en funciones, Pilar Parra, ha sido la encargada de presentar la nueva edición de este festival en el que se espera reunir a más de 25.000 personas en torno a este estilo musical.

En este acto, en el que la vicepresidenta de la Diputación ha estado acompañada por el delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio del Gobierno andaluz, Rafael Valdivielso; el alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez; el director de este evento musical, Carlos Espinosa; el consejero territorial de la Fundación SGAE en Andalucía, José Ignacio Lapido; y el responsable de eventos de Cruzcampo para Jaén y Granada, Jesús Luque; Parra ha recordado que “citas como esta convierten a Jaén en un gran escenario de más de 13.800 kilómetros cuadrados donde se celebran 5 festivales de distinto género para todo tipo de públicos”. La acción promocional Jaén en julio, que el año pasado atrajo a más de 64.000 personas hasta la provincia, “incluye festivales como el Bluescazorla, que es el mejor de España en su estilo, como demuestran los numerosos reconocimientos que ha obtenido”, ha recordado Pilar Parra.

En esta edición, cuando “cumple 21 años cargados de éxito y de público, Cazorla volverá a triplicar su población y a ser un magnífico anfitrión para esas 25.000 personas que asistirán a un festival maduro, con un público fiel y un cartel que mezcla leyendas con artistas de futuro”. Por todo ello, un año más “la Diputación colabora económicamente y en la promoción de este evento, que además tiene una gran repercusión en la economía local y provincial, sobre todo para el sector de la hostelería y la restauración”.

En esta línea ha incidido también Rafael Valdivielso, quien ha resaltado que “este festival encaja perfectamente en la línea de acción promocional de la Junta para combatir la estacionalidad, atraer turismo extranjero y aumentar el gasto medio por visitante”. De hecho, ha señalado que “las plazas hoteleras de Cazorla ya están cubiertas, a lo que se suma el hecho de que cada euro invertido se multiplica por seis”. Para que esto ocurra, el delegado territorial de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta ha apuntado que “este año serán 30 las bandas que actuarán, algunas en exclusiva en Cazorla”, en un evento que “aunque tenga tarifas, realmente no tiene precio”.

Por su  parte, el alcalde cazorleño ha resumido la trayectoria de este certamen aludiendo a “los 21 años de trabajo, los más de 500 artistas que han formado parte de su cartel, el premio recibido al mejor festival en este estilo, los 4 escenarios, 3 de ellos abiertos, los más de 100 voluntarios y 40 trabajadores y los 8.000 vecinos de un pequeño pueblo que en el fondo es como una ciudad cosmopolita que habla muy bien de nuestra tierra”. En esta ocasión, después de celebrar la vigésima edición, “creo que tenemos un gran cartel, uno de los mejores, que nos va a ayudar a situar a la cultura como uno de los alicientes para visitar Cazorla, igual que estamos apostando por el deporte para complementar nuestro atractivo como destino de naturaleza”.

Un destino que, a juicio de José Ignacio Lapido, “es especial, no necesita al Bluescazorla para que la gente lo visite, pero así ofrece un motivo doble”. El consejero territorial de la Fundación SGAE en Andalucía ha valorado “que se haga un festival de blues en Andalucía, porque es un estilo primordial, antecedente de otros como el rock, por eso es justo y necesario que se realice” y ha explicado que la SGAE colabora con un par de conferencias, “una de ellas del mítico grupo Burning”.

En este acto también ha intervenido el representante de Cruzcampo, que ha mostrado su “satisfacción por colaborar en este evento, que es un referente fuera y dentro de la provincia y que tiene una gran repercusión económica”, aunque en lo que más ha incidido Jesús Luque ha sido “en su efecto contagio para otros municipios, que en los últimos años han intentado crear su propio festival”.

Finalmente, el director del Bluescazorla ha puesto el acento en que después de dos décadas “hemos conseguido que la marca tenga credibilidad, y eso facilita que los artistas consideren prestigioso a nuestro festival y quieran venir a tocar”. Eso ha hecho que “el cartel de este año esté salpicado de leyendas y también de nuevos descubrimientos”, ha enfatizado Carlos Espinosa, quien ha citado, entre otros artistas, a Lichis, Burning y también a dos bandas locales de Cazorla. En cuanto a las principales cifras de esta edición, ha apuntado los 480.000 euros de presupuesto, que se han vendido un 8% más de entradas y, sobre todo, “que prácticamente están reservadas el 99% de las plazas hoteleras del municipio”.